Santa María la Blanca busca fondos privados para iniciar la restauración del interior

El párroco de Santa María la Blanca, Manuel Mateo Fraile, busca fondos privados para iniciar la segunda fase de las obras de restauración de uno de los templos más señeros del patrimonio histórico artístico sevillano, que acumula ya dos años cerrado.

Según indicaron este martes a este diario tanto el sacerdote como el arquitecto de la intervención, Óscar Gil Delgado, actualmente se estáfinalizando la primera fase de las obras, que ha tenido como principal objetivo la restauración de las cubiertas y la protección, por tanto, del rico conjunto de yeserías barrocas que se estaban deteriorando debido a la filtración del agua de lluvia. Asimismo, se ha consolidado la espadaña, se ha mejorado la sujeción de las bóvedas y se ha solventado la grieta que apareció en el muro que separa el presbiterio de la capilla que se encuentra a su izquierda y que en su día se consideró como preocupante.

Así las cosas, ya se puede iniciar la segunda fase de las obras en el interior de la iglesia, unos trabajos que, sin embargo, no tendrán el alcance que se proyectó en un principio y que se limitarán a un “buen lavado de cara”, tal como afirmó el párroco. La causa por la que, por ahora,se desecha una intervención integral en la iglesia declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1995 no es otra que la actual crisis económica, que ha provocado que tanto la Junta de Andalucía como el Arzobispado no puedan afrontar los elevados costes de los trabajos. En este sentido, hay que recordar que la Consejería de Cultura ha aportado el 80% de los más de823.000 euros que ha costado la primera fase de las obras en Santa María la Blanca.

Frente a esta circunstancia, la parroquia ha decidido recolectar el dinero entre los feligreses y todas aquellas entidades y personas privadas que quieran colaborar con un proyecto que, en principio, se limitará al cambio de solería y la restauración de los ricos paños de azulejos antiguos que decoran el templo. Todo, como siempre, bajo la dirección técnica del arquitecto Óscar Gil Delgado. “Habrá que dejar pendientes cuestiones como la electricidad, las yeserías o los retablos y limitarnos al suelo y los azulejos”, aseguró el técnico.

Hasta el momento, según el párroco, ya se han recaudado 50.000 euros, pero la intención es alcanzar los 300.000 que “más o menos creo que va a costar esta intervención, aunque ésta es una cifra todavía provisional y que habría que confirmar en un futuro”, asegura Manuel Mateo Fraile. Por ahora, se ha entregado el proyecto en el Colegio de Arquitectos y luego se remitirá a la Gerencia de Urbanismo para su aprobación definitiva.

Fuente: elrinconcitocofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.