Sebastián Marchante trabaja en los bordados de los sobrefaldones del Víacrucis

En el taller de Sebastián Marchante, de Málaga, se trabaja en estas fechas en los bordados de los remates de respiraderos del paso de Jesús de la Amargura, Titular de la hermandad del Víacrucis. Siguiendo el diseño de Salvador Garzón, se están confeccionando estos bordados para los costeros del paso como continuación del frontal, con el escudo real, y el trasero que se realizará el año próximo, con el escudo de la ciudad de Granada. En el bordado, el taller de Marchante ha recogido el diseño barroco de unos cuernos de la abundancia, flores, frutas y hojarasca, de manera que sea una continuidad del resto de la talla y viene a “recordar los antiguos respiraderos que tenía el paso cuando era más amplio, con trabajaderas externas, cuando salía la cofradía de la Catedral.
El paso se completará en el presente año también con la peana del Cristo “con el que se ganará en altura”, dice Salvador Garzón. Era parte del primitivo paso y desde hace años se quería restaurar, trabajo que ha acometido el dorador granadino Cecilio Reyes, que ya ha trabajado antes para esta hermandad del Martes Santo. Es una pequeña peana a modo de cojín, con forma de pecho de paloma sobre la que descansa directamente la imagen del Nazareno de la Amargura.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.