Tres años después

Resultó brillante la mañana, y resultó brillante la noche de ayer junto a la Virgen del Valle, cuando el día 1 de noviembre terminó por convertirse en un maravilloso homenaje a los recuerdos, o lo que es lo mismo, a las nostalgias de lo que la Catedral de Jerez acogió hace tres años cuando fue coronada canónicamente por Monseñor Juan del Río Martín, la dolorosa Titular de la Hermandad del Cristo de la Expiración.

Y fue absolutamente acertado todo lo que pudimos vivir, de una parte, porque San Rafael pudo volver a reivindicarse ante quienes siempre ven en ‘El Chicle’ aquel lugar maldito al que nunca ir, porque la historia volvió a hacer un guiño a la Virgen a la que un día dio nombre precisamente el valle extendido bajo el perfil de la Ermita de San Telmo, y porque noviembre quiso convertirse de repente en primavera, igual que en 2008, para salirle al encuentro a una imagen mariana que nunca estuvo más guapa que ayer, haciéndolo además por unos rincones que si de día fueron mágicos, de noche resultaron ciertamente espectaculares.

Sólo así pudimos soñar con aquellas Semanas Santa de pasitos pequeños cruzando Molino de Viento o Encaramada, y sólo así pudimos disfrutar de aquellos inventos recientes, como el himno que Cepero, Gallardo, Zarzana y De Mora compusieron para la Virgen, mezclando cosas que muchos aún no comprenden… maña suerte para ellos…

Todos cuanto estuvimos lo pudimos disfrutar pero bien, y todos cuantos se lo perdieron por imposibilidad o por voluntad propia, dejaron pasar una oportunidad magnífica de participar en un evento histórico, que ojalá no se quede en un recuerdo, sino que siga siendo una referencia costante de cada víspera del Día de los Difuntos.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.