Una reflexión en torno a los intolerantes

Leyendo al compañero Fran López de Paz en ‘Pasión en Sevilla’, descubrimos que:

“…esta singladura capitaneada por Monsenor Asenjo ha tenido también sus riesgos. Pocas veces en su dilatada carrera eclesiástica le ha ocurrido lo de estos días. Asenjo tuvo que salir escoltado de la iglesia donde predicaba el triduo a la Virgen de Regla, y el sábado cuatro Hermanos Mayores, los de La Estrella, la Veracruz, el Santo Entierro y San Isidoro, le tuvieron que acompañar ante la tensión que se vivía en algunas calles por la presencia de radicales antisistema y antipapa.

Sacerdotes como Manuel Soria confiensan que jamás le habían insultado tanto en su vida. Esta gentuza no tuvo reparos en insultar también a los costaleros del palio o a jóvenes que lo que mostraban era la alegría de su Fe. Ha sido una tónica de estos días. Lo peor es que estos radicales han estado jaleados por dos periódicos, una cadena de radio y dos televisiones que jamás en su historia se habían ensañado tanto contra la Iglesia Catolica y sus fieles.”

Por todo ello, y tras haber vivido ‘in situ’ en la Capital de España el intento de tensión y de boicot provocados por estos grupúsculos no tan sólo de niñatos, nos ratificamos en la creencia de que es absolutamente falso todo lo que nos han estado intentando vender desde el pasado 15 de mayo.

Todo está absolutamente politizado desde las izquierdas, una orquestación que nació para intentar frenar el avance de la derecha en las pasadas elecciones municipales, y que ahora sigue latente a noventa días de la reválida montada por las huestes de Zapatero.

Eso es lo que tenemos en España ahora mismo, algo que obviamente escandalizará a los cuatro aburridos que cada vez que hablamos de estas cosas nos lanzan correos electrónicos acusándonos curiosamente de las mismas cosas que hemos tenido la oportunidad de oír en Madrid desde el pasado jueves, sobre todo a la salida del palio de la Virgen de Regla, donde se escucharon cosas como: “Al Papa le gusta que los niños la coman la polla”, “Beatones, vais a morir quemados en vuestro propio infireno”, o “Benedicto, peneadicto.”

Pues nada, señores ‘tolerantes’, sigan ustedes así, que a lo mejor consiguen lo que quieren, esto es, que el PSOE siga mandando, aunque nos da a nosotros que lo que van a conseguir es recuperar la memoria histórica, pero la de verdad; la que empezó en el 36 gracias a que entonces hubo media España, igual que ahora, queriendo imponer tolerancia a la otra media.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.