Alberto Quirós inició ayer el trabajo en la corona de la Virgen de la Amargura

El primer acto del tercer año, el del Testimonio, de preparación a la Coronación Canónica de la Virgen de la Amargura, tras la imposición de la corona de flores celebrada el viernes pasado, fue el primer “golpe de cincel” en la corona de la Santísima Virgen. Se celebró previamente la Eucaristía en el templo de Comendadoras de Santiago, oficiada por el sacerdote claretiano Andrés García. Al término se procedió al primer golpe ante la imagen de la Virgen de la Amargura. Corrió a cargo del propio artesano granadino Alberto Quirós, autor del diseño de la ráfaga de la misma y de toda la orfebrería. Después de este primer golpe, fue la Comendadora Mayor, Sor Auxiliadora, quien realizó el segundo golpe; el tercero por el hermano mayor Manuel Cañavate y el cuarto el sacerdote oficiante. Después se invitó a todos los hermanos e invitados que desearan a seguir con estos golpes con los que, de manera simbólica, se anuncia el comienzo de los trabajos en la corona.

Alberto Quirós señaló a nuestra redacción que “es una ilusión muy grande la que he puesto en este trabajo que aún estoy ajustando en el diseño”. Para el orfebre, es un proyecto ilusionante ya que es su primera corona de coronación realizada “aunque he trabajado en anteriores trabajos en varias de ellas”. Ahora tiene también que terminar la gloria del techo de palio que será presentada dentro del conjunto del paso de palio en el mes de septiembre próximo.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.