Concluyó la II Convivencia de Jóvenes con Eucaristía en Cartuja y convierto de la Agrupación de Jesús Cautivo

Concluyó en el mediodía de ayer la II Convivencia de Jóvenes Cofrades organizada por la Vocalía de Juventud de la Real Federación de Cofradías. Alrededor de cincuenta jóvenes, distribuidos a lo largo del día y medio que ha durado la convivencia, han pasado el Seminario Mayor para celebrar los actos previstos por la Vocalía que coordina Manuel Montes. Tras las primeras actividades de las que dábamos cuenta ayer, se celebraron las vespertinas. Los jóvenes realizaron balance de la última Semana Santa durante más de una hora comentando en un buen ambiente de tertulia cofrade, donde trataron temas como la meteorología, el aumento de los cortejos, horarios, el trabajo de la juventud en las hermandades, la mayor presencia de grupos de monaguillos, los medios de comunicación, entre otros. A todos estos temas se le sumó finalmente el de la saeta debido a la presencia de Noelia Membrilla, la cual contó su experiencia como saetera y joven cofrade, enseñando la teoría del cante de la saeta y deleitando a los jóvenes presentes con distintos ejemplos de saetas.

El domingo por la mañana se presentó con muchos y muy queridos recuerdos para los jóvenes cofrades allí presentes. La mesa redonda organizada por jóvenes de Jesús Despojado nos presentaba una tertulia donde compartir los momentos vividos por todos los presentes en la Jornada Mundial de la Juventud del pasado mes de agosto. Además de presentar un montaje audiovisual creado por ellos mismos, expusieron una serie de objetos muy significativos de esa JMJ que los jóvenes cofrades de Granada no podrán olvidar.

Para finalizar esta segunda edición del encuentro cofrade, el delegado diocesano de juventud, Francisco José Mingorance, presidió la celebración de la eucaristía en el Monasterio de la Cartuja. A la salida del templo por parte de los jóvenes se presenció el concierto de cierre del encuentro, en esta ocasión llevado a cabo por la Agrupación Musical Nstro. Padre Jesús Cautivo, banda que interpretó para los jóvenes tres marchas propias (A mi Padre Cautivo, Trabajo y costal, y Encarnación madre y señora) y la saeta.

Finalizado este encuentro, tan solo queda esperar los frutos que dará en cada uno de los jóvenes participantes, animándolos a vivir la fe en comunidad, trabajando por sus hermandades y parroquias, dando testimonio de vida cristiana.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.