Dos espacios para la devoción en Málaga

Pasados los cultos del 18 de diciembre, la basílica de calle Hilera vuelve a la normalidad hasta la próxima celebración, la del Dulce Nombre de Jesús, el próximo 3 de enero. Pero presenta importantes novedades, con dos espacios diferenciados para la devoción.

Hasta entonces, las imágenes titulares de la archicofradía permanecerán tal y como se presentaron durante los cultos de la Expectación: la Virgen de la Esperanza preside el presbiterio del templo en solitario, aún con el dosel para enmarcar la imagen elaborado con bambalinas de su antiguo palio; por su parte, el Nazareno del Paso permanece en el altar lateral habilitado en el testero del Evangelio, especialmente cercano a los fieles. De esta forma, los venerados iconos de la Archicofradía contarán durante buena parte de la Navidad con dos espacios devocionales independientes.

La imagen de Benlliure presidirá la basílica el 3 de enero, fiesta del Dulce Nombre de Jesús, jornada en la que el Nazareno estará en besapiés durante todo el día.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.