El Gran Poder irá a la Catedral el 5 de noviembre de 2016

El Gran Poder será trasladado a la Catedral de Sevilla dentro de un año. El 5 de noviembre de 2016, el Señor de Sevilla presidirá en el primer templo de la ciudad un acto jubilar de las cofradías de la Archidiócesis con motivo del Año de la Misericordia.

Así lo ha aprobado la junta de gobierno de la corporación, tras una carta remitida por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, en la que hacía constar esta petición de la Iglesia de Sevilla a la hermandad del Gran Poder, para engrandecer este año jubilar proclamado por el Papa Francisco y que se clausura en noviembre de 2016.

El hermano mayor, Félix Ríos, ha confirmado a ABC de Sevilla que el cabildo de oficiales aprobó el traslado sin necesidad de que pase por un cabildo extraordinario, ya que las reglas del Gran Poder dan esa competencia a la junta de gobierno. No obstante, han sido los hermanos los primeros en conocer esta noticia al comienzo del cabildo general que se ha celebrado este jueves.

Según ha explicado Ríos, «aún no sabemos la forma en la que el Señor será trasladado, si en su paso o en andas», y quiso destacar por otro lado la «cariñosa» carta remitida por el prelado a la corporación, en la que señala que «el rostro del Señor del Gran Poder es el que mejor refleja plásticamente el amor y la misericordia de Cristo hacia todos nosotros».

Un acto para todas las hermandades

Está previsto que en el acto de la Catedral participen todas las hermandades de la Archidiócesis, que estarán representadas por el Señor de Sevilla. El delegado diocesano de Hermandades y Cofradías, Marcelino Manzano, ha querido aclarar que «no se trata de la clausura del Año de la Misericordia, que será en la festividad de Cristo Rey, sino del acto jubilar de las hermandades de toda la Archidiócesis, donde acudirán las 600 corporaciones de la provincia».

De esta forma, y aunque aún no tienen claro los horarios y los detalles más concretos, la celebración constará de tres partes: un acto de oración en torno a la Misericordia de Dios; la celebración del sacramento de la penitencia, con numerosos confesores repartidos por la Catedral; y una eucaristía presidida por el arzobispo de Sevilla.

«Plena disposición de la hermandad»

El delegado diocesano ha destacado las «facilidades» que ha puesto la junta de gobierno del Gran Poder para que el Señor acuda a la Catedral para este acto. «Desde el primer momento se han puesto a nuestra disposición», ha apuntado.

En las últimas fechas se había rumoreado la posibilidad de que una imagen importante de Cristo acudiera a la Catedral por esta efeméride y, finalmente, por petición del propio arzobispo se trata de la imagen más universal de cuantas se veneran en la ciudad.

Fuente: cofradiastv.es

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.