El Lignum Crucis de Santo Torbio de Liébana en la vigilia de oración de Santander de los DeD -JMJ

La reliquia de el Lignum Crucis, el mayor fragmento de la Cruz de Cristo que se conserva en el mundo, saldrá, mañana domino 14 de agosto por la tarde y de manera extraordinaria del monasterio de Santo Toribio, para presidir la Vigilia de Oración que celebrará, a las 10 de la noche, en el palacio de los Deportes de Santander con la presencia de los jóvenes extranjeros que han llegado esta semana a Cantabria para pasar aquí los días previos a la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, con Benedicto XVI (JMJ2011-Madrid).

La Vigilia será oficiada por el obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez y se espera que asistan cerca de 2.000 personas, la mayoría de ellos jóvenes, entre los que se hallarán los casi 500 chicos y chicas que han llegado a Cantabria procedentes de Suiza, Puerto Rico, México, Polonia, Egipto o Canadá.

Igualmente participarán los más de 270 jóvenes cántabros que la semana próxima asistirán a las JMJ, si bien se espera que sean, unos mil, el total de los jóvenes de la región que acudan a Madrid, ya que también se han organizado peregrinaciones por varios colegios religiosos y movimientos diocesanos.

Ésta, será la novena ocasión en la larga historia del Lignum Crucis que la reliquia salga del monasterio de Santo Toribio de Liébana, donde es custodiada por la orden de los Franciscanos.

Así, el domingo 14, saldrá de Liébana a las tres de la tarde, para llegar a la Catedral de Santander dos horas después. A las seis, la reliquia partirá en procesión hacia el parque de Las llamas, y en su recorrido atravesará el paseo de Pereda, Puerto Chico, Reina Victoria y El Sardinero. Dado que las previsiones meteorológicas anuncian la posibilidad de lluvias, es probable que, finalmente, la Vigilia de Oración se celebre en el interior del Palacio de los Deportes, a las diez de la noche.

De llevarse a cabo, la procesión del Lignum Crucis por las calles de Santander será coordinada por la Junta de Cofradías Penitenciales y por la Cofradía de la Santísima Cruz, y su llegada al parque (o palacio) de Las llamas será en torno a las nueve.

La organización ha dispuesto que si el día fuera lluvioso, la procesión quedaría suspendida y el Lignum Crucis permanecería entonces en la Catedral hasta las nueve de la noche, hora en que sería trasladado al Palacio de los Deportes, donde se oficiaría la Vigilia de Oración.

Terminada la celebración, la reliquia podrá venerarse en el hall del palacio de Deportes y después será trasladada a Potes, ya que el lunes 15, se celebra allí la fiesta grande.

Por último, los jóvenes podrán disfrutar de un concierto a cargo del grupo musical de Mario San Miguel, que se iniciará sobre las 12 de la noche.

Fuente: revistaecclesia.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.