El Martes Santo se toma la revancha

Las cofradías del Martes Santo tenían una cuenta pendiente con la historia, que ya han dejado saldada. Los episodios vividos en 2011, cuando el riesgo de lluvia truncó la jornada de procesiones para luego no caer ni gota, estaban recientes. La jornada empezó igual, con malos pronósticos pero sin lluvia. Las hermandades dieron un paso al frente y la jugada salió perfecta. Sirvió también de revancha a la meteorología tras lo vivido el Lunes Santo.

El riesgo de lluvia más importante se anunciaba entre las 16:00 y las 20:00 horas, por lo que las cofradías pactaron inicialmente la posibilidad de retrasar en bloque media hora las salidas. Rocío y Nueva Esperanza se vieron en una encrucijada compleja, pues debían decidir con el cielo despejado y partes demasiado inestables. Además, siendo las cofradías con sedes más lejanas del casco histórico. Pero salieron a la hora marcada en los itinerarios.

Con un chiribiri parecido al que en 2011 hizo a las Penas regresar a su templo, esta vez la Cofradía de Pozos Dulces se puso en la calle. Estas mismas gotas le cayeron a Rocío y Nueva Esperanza camino del centro. Pero las tres corporaciones nazarenas respondieron con madurez, transmitiendo tranquilidad a propios y extraños.

Aunque el cielo parecía cerrarse en agua, de hecho a pocos kilómetros de la capital se registraron precipitaciones importantes, las quinielas empezaban a pronosticar que todas saldrían. Y así fue porque las previsiones meteorológicas volvieron a fallar y las hermandades fueron valientes. Ahora las cuentas pendientes de los cofrades del Martes Santo quedan saldadas.

Rocío

Cirio. La Hermandad respondió con madurez cuando unas leves e intermitentes gotas cayeron a primera hora de la tarde.

Cirio. Acertado conjunto de la Virgen, rematado con más cera rizá, además de la del frontal y las marías de la candelería, también en los laterales de la misma. A la Novia de Málaga sólo le falta ahora un poco más de altura en el trono.

Cirio. Exitoso estreno de la banda de música de la Paz tras el trono de la Novia de Málaga. Además, la Hermandad dispuso de una cruceta musical algo más rica, donde la presencia de marchas malagueñas, clásicas y el protagonismo de las propias fue más destacado.

Cirio. La recuperación de la túnica bordada para la estética del Nazareno puso en valor a la imagen, que procesionó sobre un cuidado monte que simulaba un risco, con un friso de flores.

Cirio. Incansable trabajo el que realiza la comisión externa de esta procesión, especialmente palpable en la numerosa sección infantil del Rocío.

Foco. El trono de la Virgen llegó demasiado justo de fuerzas al barrio de la Victoria. Cabe pensar que no es necesario bailar todas la marchas del recorrido, pues tan importante es una cosa como saber andar con el tambor y la música. Una fórmula necesaria para dosificar las fuerzas.

Penas

Cirio. Hermandad respondió con madurez cuando unas leves e intermitentes gotas cayeron a primera hora de la tarde.

Cirio. El cortejo de nazarenos presentó un incremento en sus filas palpable a pie de calle respecto a años anteriores.

Cirio. Notable mejoría en la cruceta musical de la Virgen, con la inclusión de marchas interesantes y prácticamente inéditas para la ciudad. La banda de Santa María de la Victoria cumplió en su estreno, aunque se advirtieron refuerzos con músicos de otras bandas.

Cirio. El manto de flores mantiene la línea de cuidado de años atrás.

Foco. Puede exigírsele a esta Corporación que destaca por cuidar cada detalle un mejor arreglo para el conjunto de la Virgen, que lució un atuendo mejorable y un exorno floral cuestionable.

Foco. En la calle San Agustín se vivieron situaciones tensas entre ciertos miembros de la comisión externa y parte del público que se congregó en este lugar para ver a la cofradía. Ya se debería saber que el tránsito por calles estrechas conlleva bullas delante de los tronos.

Nueva Esperanza

Cirio. La Hermandad respondió con madurez cuando unas leves e intermitentes gotas cayeron a primera hora de la tarde.

Cirio. Los hombres de trono del Nazareno del Perdón volvieron a demostrar que quizá puedan ser los que mejor andan de Málaga. Más que casualidad debe hablarse de muchas horas de trabajo detrás. Incluso de algún ensayo.

Cirio. La Cofradía parece haber encontrado el recorrido ideal de salida, a juzgar por la expectación que despierta, por ejemplo, a su llegada a la basílica de la Esperanza. El siguiente paso debe ser plantear un regreso por el barrio de la Trinidad y Gamarra.

Foco. El cortejo de nazarenos, aunque presentó una mejoría general en su puesta en escena, llegó al barrio demasiado mermado tras la retirada de muchos penitentes.

Estrella

Cirio. El cortejo de nazarenos llegó del modo más digno de los últimos años, con los penitentes unidos y junto a los tronos.

Cirio. Destaca el uso de cera en la iluminación de los dos tronos. En el caso de la Virgen especialmente efectiva, aunque mejorable su colocación pues había velas dobladas.

Foco. Desacertada estética del Señor de la Humillación con una túnica que lucía una orilla que le restaba sencillez, además de ser de baja calidad. Muy mejorables los exornos florales de ambos tronos.

Foco. Resulta grotesco ver a los Titulares de esta Corporación pasar de largo por su sede canónica, Santo Domingo, sin entrar ni salir de ella.

Foco. Excesiva presidencia la que procesiona esta Hermandad cada año, que deja al último penitente de vela demasiado retirado de su Titular.

Foco. Sigue echándose en falta la presencia de un pertiguero en el cuerpo de acólito de ambas secciones.

Foco. No se entiende como unos arbotantes recién restaurados requieran de vientos metálicos que los sostengan.

Rescate

Cirio. El cortejo regresó mejor a la calle Agua sin necesidad de romper la procesión para poner los tronos en paralelo en la calle Victoria.

Foco. Los dos tronos llegaron muy mal llevados, por ahora los que más problemas han presentado en su regreso esta Semana Santa.

Foco. Ambas crucetas musicales no fueron afortunadas, la del Señor por desacertada y la de la Virgen por reiterativa y ramplona.

Foco. Los cuerpos de acólitos no llevan pertiguero que pueda asistir a los ceroferarios y/o turiferarios.

Sentencia

Cirio. El recorrido de regreso gana en lucimiento y en expectación, todo ello potenciado este año gracias a una estrategia de comunicación por parte de hermanos y devotos, por medio del cual anunciaban una notable y bien organizada petalada a la Virgen en calle Cárcer.

Cirio. La Hermandad tiene, a día de hoy, dos buenas bandas de música tras sus tronos que, al ser de fuera, le aportan originalidad y carácter propio a sus crucetas musicales.

Cirio. El exorno efímero de la Virgen es de primer nivel: su atavío, la elección y colocación de flores, y la distribución de la cera de la candelería rematan y mejoran el conjunto procesional de María Santísima del Rosario.

Cirio. Se advirtieron mejoras en la cruceta musical del Señor de la Sentencia, cada vez con más marchas de corte austero, propias para un Cristo. Especialmente destacable fue que volviera a sonar la marcha de Ginés Sánchez ‘Nazareno de la Sentencia’.

Foco. La maniobra que ejecuta el Cristo con vistas al encierro desluce el paso por las últimas calles del recorrido: las andas del Señor avanzan de espaldas desde la esquina de Ramos Marín hasta la Casa hermandad, que es donde se efectúa el encuentro de los tronos, en lugar de hacer dicho giro a las puertas.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.