El retranqueo de la “Borriquilla” dejó todo dispuesto para el Domingo de Ramos

A las diez de la noche de ayer, Viernes de Dolores, se inició el retranqueo de los pasos de la cofradía de la Entrada de Jesús en Jerusalén y Nuestra Señora de la Paz. Se hacía abierto a los hermanos que quisieron compartir ese tiempo con los miembros de la junta de gobierno y el equipo de priostía para comprobar que todo estaba en regla. Y así fue, Alberto Ortega mandó llamar a sus cuadrillas de costaleros y prácticamente todo estaba en orden. Alejandro Melgar, prioste primero de la cofradía, fue el responsable de supervisar todo correctamente, dentro del silencio de los hermanos que acompañaron el retranqueo con expectación e ilusión.

Al termino del mismo, comprobado todo por los priostes, se procedió a la entrega del nombramiento de Costalero de Honor, a la hermana de la cofradía, Carmen Quesada. Un momento entrañable porque “Carmen está para todo lo que sea preciso para nosotros y eso es muy de agradecer. Para nosotros y para la hermandad”, como señaló el capataz Alberto Ortega antes de entregar la distinción. Carmen Quesada agradeció muy sinceramente este recuerdo hacia ella pero quiso compartirlo con el hijo de un costalero, Antonio Fuigerat, que se someterá en breves fechas a un tratamiento de trasplante. Le entregó una faja de costalero firmada por todos los integrantes de la cuadrilla, junto con unos muñecos de un costalero y de una mantilla, como señal de que su hermana ha venido al mundo para dar felicidad y vida. Un momento de esos íntimos de las hermandades por los que merece la pena que exitan.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.