Jueves Santo de sabor agridulce

La tormenta que descargó sobre Alhaurín el Grande sobre las 17:00 horas, ponía las cosas difíciles. Estuvo lloviendo una hora. Esto motivó el retraso en la entrada a la localidad de la Banda de Cornetas y Tambores, Escuadras de Gastadores y Tapones del Colegio de Guardias Jóvenes “Duque de Ahumada” con guarnición en Valdemoro (Madrid).

Luego se abrió el cielo, y la Banda de la Guardia Civil, junto con la Banda de la Santa Vera Cruz (veteranos de La Pepa) y la propia Agrupación Músico-Cultural, desfilaron juntas hasta la Plaza del Convento. Allí, el Ilmo. Sr. D. Antonio Almazán, Coronel Director del Colegio, pasó revista a las bandas.

Había lugar para la esperanza. Pero finalmente la Junta de Gobierno de la Cofradía optó por suspender la procesión, puesto que ya se habría originado un retraso considerable sobre el horario previsto. Así que cada una de las tres bandas dedicaron varias piezas musicales a María Stma. de la Soledad, que lucía en su trono primorosamente adornado por el grupo de albacería de la Cofradía.

La Agrupación Músico-Cultural, al igual que el día anterior en Málaga, fue la última en hacerlo. Ocupando toda la Plaza del Convento, interpretó Alma de la Trinidad, Amanecer con Triana y Paloma Malacitana. Y a petición de las personas allí congregadas, otra marcha más, Caridad del Guadalquivir, sin duda una de las marchas procesionales que más gusta al público cofrade, para concluir con la Marcha Real.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.