El trono del Señor de la Humildad vuelve a su ser

El trono en el que procesiona el Señor de la Humildad en la tarde del Domingo de Ramos, recupera sus orígenes. Tal y como explica la cofradía en su página web, la pieza que tallara en su día Manuel Guzmán Bejarano (entre 1994 y 2000) bajo idea de Eloy Téllez, ha vuelto a su diseño original tal y como fue concebido desde un principio, volviendo el moldurón a su posición inicial que se ajusta a la base del canasto, dando así al trono la forma única y original que Guzmán Bejarano quiso imprimir en él. Con estoas reformas, el trono ha ganado unos pocos centímetros en altura y el hombre de trono podrá trabajar de manera cómoda el Domingo de Ramos sin que el moldurón entorpezca, quedando este sobre la cabeza del portador. A la nueva mesa, que ha sido realizada en los talleres de Antonio Cabra, se le han eliminando estructuras de hierro innecesarias y está preparada para el acople de las nuevas imagenes que conformarán el nuevo grupo escultórico que se estrenará la próxima Semana Santa y que es obra del artista onubense Rodríguez Picón.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.