Hermandad de la Sagrada Cena. Estación de Penitencia 2010

Hermano Mayor: Eduardo Manuel García Pérez.

Diputado Mayor de Gobierno: Germán González Morales.

Fiscal de Cruz de Guía: José María Millán Simó.

Fiscales de paso: Juan Carlos Esteban Acebal en la Cena; Adolfo Fernández de la Hoz en Humildad y Paciencia y Pablo Gálvez Rey en el palio.

Túnicas: Blancas de cola con cinturón de esparto de color basto y botonadura roja. El escudo de la Corporación va sobre el antifaz, a la altura del pecho.

Música: Tras el paso de Misterio, la Banda de Cornetas y Tambores de “Las Cigarreras”; Escolanía de María Auxiliadora en el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia y Banda del Maestro Tejera tras el paso de Palio.

Hermanos: 1890. Nazarenos: 638. Costaleros: 54 / 36 / 42.

Capataces: Rafael Díaz Talaverón en la Cena, Juan León Lozano en Humildad y Paciencia y Luís Núñez en el palio.

Flores: claveles rojos en el paso con rosas de la misma tonalidad en las esquinas para el Misterio; lirios y monte silvestre en Humildad y claveles “rosa subterráneo” para la Virgen.

Estrenos: Parihuela nueva del palio y bastidor del techo, realizado en los talleres de La Rambla; Medallón del pertiguero de la Humildad, realizado en talleres Osorio y donado por el grupo de acólitos de la Hermandad, con un especial recordatorio en memoria de nuestro querido hermano Emilio Gómez Morán, fallecido el pasado 11 de diciembre de 2008 en trágicas circunstancias; Réplica de la Virgen de Soterraña, patrona de Ávila para el frontal del palio, cincelada en talleres Osorio; Túnica del Señor de la Cena ejecutada por Pepe Cañete; Recuperación de la crestería del paso de la Sagrada Cena; Restauración de dos juegos de incensarios; Restauración de los ángeles del paso del Señor de la Humildad y Paciencia, por Rafael Castejón; Vara de presidencia del Director Espiritual; Mantolines de tres Apóstoles, bordados por Genoveva Fernández.

Salida de la Cruz de Guía: 15:40 horas. Entrada de la Cruz de Guía: 22:30 horas.

Entrada del paso de palio 23:30 horas.

BREVE RESEÑA HISTÓRICA

La actual Hermandad de la Sagrada Cena es fruto de la fusión de tres Hermandades diferentes: la de la Sagrada Cena, la del Cristo Humillado y la de Nuestra Señora del Subterráneo.

Aunque los primeros datos fundacionales de la Sagrada Cena nos remontan al siglo XVI, sus primeras Reglas datan de 1580, estando establecida en la parroquia del Omnium Sanctorum. Coetáneamente, en la parroquia de San Nicolás de Bari, se daba culto a Nuestra Señora del Subterráneo, que se convierte en Hermandad en 1587. Precisamente, en 1613, a esta última corporación se le unió la Cofradía del Cristo Humillado que provenía del Hospital de San Lázaro. Sin embargo, no es hasta 1621 -cuando esta traslada a la Iglesia de San Basilio-, cuando se unirá, igualmente, a la Hermandad de la Sagrada Cena.

Desde entonces la evolución de la Hermandad pasa por dos períodos diferentes, uno que va desde principios de siglo XVII hasta finales del XVIII, y otro desde 1877 hasta nuestros días. Entre ambos, hay un tiempo de inactividad que coincide con la decadencia de la fábrica del convento de San Basilio. El año 1768 marca el comienzo de la decadencia de la Hermandad. En 1790 se le aprueban nuevas Reglas sin nazarenos. Las circunstancias azarosas se agravan con el continuo traslado de templo en templo, que daría con las imágenes en San Gil, luego de vuelta a San Basilio, posteriormente al convento de Belén, y luego a la parroquia de San Vicente Mártir.

Con la Desamortización de Mendizábal (1868), la Hermandad perdió casi todos sus enseres, estando al borde de la desaparición. Un poco más tarde, y aún en esta parroquia de San Vicente, un grupo de cofrades solicitaría del Arzobispado la aprobación de nuevas Reglas, lo cual se consigue finalmente en 1876, año en el que se reorganiza la Hermandad, con sede ahora en la parroquia de Omnium Sanctorum, donde se trasladaría en 1880.

En 1936, al incendiarse la parroquia del Omnium Sanctorum, se ve obligada nuevamente a trasladarse a los Terceros. En 1938, el escultor Antonio Bidón Villar realiza un nuevo apostolado, actualmente en Puente Genil (1983) y deja de salir el Cristo de la Humildad y Paciencia. En los Terceros se mantiene hasta 1958, pasando a la iglesia de la Misericordia. En 1973 regresa al Templo de Los Terceros, al haber concedido el Cardenal Bueno Monreal a la Hermandad la administración de la Iglesia de Ntra. Sra. de Consolación (vulgo de los Terceros) y al año siguiente vuelve a salir procesionalmente el Cristo de la Humildad y Paciencia. A partir de ese momento el número de hermanos aumenta considerablemente, se recupera el culto al Santísimo Cristo de la Humildad, y los cultos en honor de sus Titulares pasan a ser de los más lucidos de la ciudad.

Finalmente, en el año 1995, la Hermandad se fusiona con la de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación, residente asimismo en la misma iglesia de los Terceros.

IMÁGENES TITULARES

El primer paso representa el momento iconográfico en el que Jesús instituye la Eucaristía. Todos los Evangelios recogen la última cena del Señor con sus discípulos, pero solo Marcos y Lucas mencionan la institución de la Eucaristía. La imagen de Jesús es una talla de cuerpo completo para vestir de 177 cm, en madera. Su autor es Sebastián Santos Rojas (1955) que cobró por la imagen 25.000 pesetas. Como dato curioso, el Señor carece de la habitual preparación de yeso en la cabeza y en manos. En su lugar lleva una preparación de goma laca previa a la policromía. La razón para esto es que la cabeza y manos fueron talladas con tanto esmero, que el artista no quiso correr el riesgo de desmerecerla con la aplicación del yeso. Las imágenes de los apóstoles son obra del escultor Luis Ortega Bru (1975-1982), aunque Manuel Hernández León realizó cuerpos nuevos para varios de los apóstoles en 1985.

En el segundo paso se representa a Cristo en los momentos de la preparación del suplicio en la cruz. Jesús aparece pensativo sentado en una peña La imagen de Jesús es una obra anónima de principios del XVII o finales del XVI, de pasta de papelón, midiendo 100 cms. Se presenta a Cristo desnudo y cubierto por el paño de pureza. La postura es sedente con el codo derecho apoyado sobre el muslo derecho y la mano sosteniendo la cabeza en la mejilla. Fue restaurado en 1900 por Andrés Cañadas y en 1996 por Silvia Patricia Martínez García-Otero.

Finalmente, la Virgen está realizada en madera de cedro y mide 155 cms. Es una imagen de vestir, con candelero de base ovalada de siete listones que le arrancan de las caderas. Tiene la cabeza ligeramente inclinada hacia la derecha y la mirada baja y frontal. Los ojos son pintados, de color castaño con pestañas postizas en el párpado superior. Bermejo la atribuye a Juan de Astorga y Moyano 1829. Sin embargo, pese a esta intuición, no puede afirmarse fehacientemente que la talla de Nuestra Señora del Subterráneo se deba a la gubia de Astorga, por lo que lo más prudente es pensar que se trata de una talla anónima de finales del XVIII y principios del XIX, a la espera de nuevos documentos que puedan aportar nuevos datos que aún desconocemos. La Santísima Virgen fue restaurada por Manuel Gutiérrez Reyes-Cano en 1902, por Sebastián Santos Rojas en 1948 y por el IAPH en 2004. El vestidor de la Santísima Virgen es el hermano Antonio Jesús del Castillo.

ALGUNAS CURIOSIDADES

• La Hermandad de la Sagrada Cena tiene una vida interna realmente ajetreada, destacando las numerosas actividades que promueve su Diputación de Juventud. Así, ya son tradicionales en la Hermandad los conocidos “Sábados de los niños”, o jornadas infantiles de una periodicidad mensual, donde la cantera tiene la oportunidad de ir conociendo su Hermandad al mismo tiempo que se divierte con hermanos de sus mismas edades.
• Igualmente, también es destacable el trabajo de la Diputación de Caridad de la Corporación. Al mantenimiento de su Bolsa de Caridad (“Bolsa de Caridad Cristo de la Humildad y Paciencia”), se le unen iniciativas tales como el plan de acogida de niños bielorrusos o la pertenencia al Economato Casco Antiguo.
• La Hermandad cuenta con una Escuela de Saetas que funciona desde  1991 y que se reúne todos los sábados. Por esta causa es muy habitual la interpretación de muchas saetas durante el recorrido de vuelta de la cofradía.
• La Hermandad cuenta como Cotitular a la Santísima Virgen de la Encarnación, talla de gloria atribuida con fundamento a Juan de Mesa, que procesiona en el mes de octubre por la feligresía. En su honor, la Hermandad organiza una Velá que cada vez cuenta con mayor predicamento en el barrio.
• El Señor de la Sagrada Cena es llevado hasta el Palacio Arzobispal en el paso procesional del Cristo de la Humildad y Paciencia cada mes de Junio para que presida el altar que instala allí la Hermandad con motivo de la festividad del Corpus Christi. Igualmente, la Corporación celebra por esas fechas un Solemne Triduo al Santísimo, que culmina con un acto de Exaltación Eucarística que este año pronunciará doña Amalia Gómez.
• El antiguo apostolado de la Cena -el anterior al de Ortega Bru- era obra de Antonio Bidón Villar, a la sazón familia del que después se convertiría en uno de los grandes poetas de la Generación del 27, Luis Cernuda Bidón.
• En las dependencias de la Hermandad se encuentran el boceto en terracota del actual Señor de la Cena de Sebastián Santos y el busto del antiguo Señor de la Cena, obra de Manuel Gutiérrez Cano, que tras la sustitución de 1955, procesionó muchos años como apóstol, entre las figuras secundarias de Bidón Villar.
• La Hermandad se encuentra actualmente embarcada en el proyecto de rehabilitación de su Casa Hermandad. Con esta obra, la Corporación pretende ampliar espacios y dignificar la exposición de sus enseres procesionales.
• Anteriormente a su regreso procesional de 1974, el Cristo de la Humildad y Paciencia, procesionaba en un paso de misterio con más figuras secundarias y con acompañamiento musical: una estética muy diferente a la actual.
• La Hermandad de la Sagrada Cena fue pionera, el 22 de Febrero de 1948, en pedir la Proclamación de la Realeza de la Virgen. Finalmente, dicha petición fue atendida por S. S. Pio XII, el 1 de Noviembre de 1954. Una de las insignias del cortejo del palio recuerda dicha efeméride.
• Alrededor de los respiraderos del paso de la Santísima Virgen del Subterráneo se localizan varias capillas con imágenes de diversas advocaciones marianas.

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.