Jesús Rescatado procesionó por el barrio de Nueva Granada

El ambiente recogía el sabor cofrade de la cuaresma. Música, olor a incienso y Cristo Rescatado caminando por las calles del barrio de Nueva Granada. Han sido dos horas y media en las que no ha faltado ni la saeta del joven Jacobo que se lanzó, vestido de alba, aUn cortejo integrado por un grupo cercano a los cien feligreses y hermanos de la pro-hermandad, precedían al paso procesional que contaba con el acompañamiento de la cofradía de Nuestro Padre Jesús del Rescate, con su hermano mayor Luis Oriol. En el cortejo participaba también un grupo de miembros de la asociación del Rocío de las Gabias.
Por el entorno de esta parroquia discurrió la procesión ofreciendo, tras salir de la puerta lateral de la parroquia de San Juan Bautistia, inéditas estampas de un barrio que comienza así a vincularse a la tradición cofrade de Granada.

Desde hace unos años esta imagen sale en víacrucis por las calles del barrio pero en el presente año un grupo de jóvenes determinaron junto con la comunidad trinitaria que regenta el templo, organizar la procesión “y la verdad es que el resultado es muy positivo. Muchos vecinos han salido a rezar y a ver la imagen y creo que podemos estar satisfechos”, nos comentaba el párroco del moderno templo, Domingo Conesa. No sólo fue interesante la procesión sino que “durante el año trabajan de acuerdo con las líneas de parroquia y son un grupo más dentro de la comunidad parroquial”, aseguraba el responsable del mismo.

Vistiendo túnica blanca en sarga y escapulario trinitario, la imagen obra del jiennense Felipe Herrero, marchaba sobre la primitiva canastilla de Jesús del Amor y la Entrega que realizó a finales de los años noventa el taller de los Hermanos Jiménez, de Baza, cedida para esta ocasión. Clavel rojo en el calvario y precediendo al paso, los cuatro ciriales cedidos por la cofradía Universitaria marcaban el camino por el que discurría el paso. En las esquinas del mismo se habían situado los faroles del paso del Señor de la Meditación, también cedidos por esta cofradía del Miércoles Santo. Cerraba el cortejo la agrupación musical “La Salud”, de Churriana de la Vega, que no dejó en un instante de interpretar marchas de su repertorio. Entrega no les faltó a estos jóvenes churrianeros. En el camino se desprendió una de las potencias del Cristo y se retiraron las otras dos.
Todo el entusiasmo del barrio se veía reflejado en el andar costalero que ponían más de cuarenta jóvenes mandados por Óscar García y José Miñán. A las dos y media regresaba a su parroquia después de dos horas y media de procesión recibiendo el calor de los vecinos y dando muestra del entusiasmo cofrade que comienza a germinar en este barrio granadino.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.