La Esperanza espera en San Miguel

La Esperanza de la Yedra ya está en casa. La bella dolorosa, a la que cantaron los poetas, la que levanta el Villamarta cada vez que su nombre rompe el pregón, la que aglutina devociones desde su pequeña capilla de la Plazuela, llegó ayer a San Miguel envuelta en el cariño, el respeto y el amor de sus hijos, los hermanos de la Esperanza de los Niños.

Fue un traslado breve, de apenas una hora y media, pero intenso, tremendamente profundo, y que sirvió para comprobar, una vez más, el fervor que despierta esta imagen más allá de las fronteras del barrio de San Miguel. Casi cuatrocientos hermanos acompañaron ayer a la Esperanza en su traslado a San Miguel, en una nueva muestra del poder de convocatoria que tiene esta imagen. Una coral de campanilleros acompañó cantando villancicos a la Esperanza, que fue custodiada por una escolta de la Armada española durante el recorrido.

Los momentos más intensos se vivieron, como era de esperar, cuando la Esperanza abandonó la capilla de la Plazuela y cuando llegó a las inmediaciones de la iglesia de San Miguel. Especialmente esperado fue el encuentro con las hermanas clarisas de la calle Barja, camareras de honor de la Encarnación y corazón espiritual del barrio de San Miguel, así como el recibimiento de la parroquia a la Virgen de la Esperanza. En la puerta principal esperaban monseñor Romero Castellano, canónigo doctoral de la Santa Iglesia Catedral y director espiritual de la hermandad del Santo Crucifijo, que también quiso recibir a la Esperanza en la puerta de la parroquia.

Tras el rezo de la salve y unas palabras de bienvenida del párroco de San Miguel, la Esperanza quedó depositada en el altar mayor del templo, a la espera de que hoy sea entronizada en el fastuoso altar que la mayordomía de la Esperanza de la Yedra ha diseñado para el triduo que comenzará el próximo jueves.

Será el momento de acercarse a San Miguel para disfrutar de los cultos que la hermandad ha previsto en la parroquia, preludio de la función principal y besamanos extraordinario a la Esperanza en la nave principal de la iglesia que tendrá lugar el próximo domingo, 18 de diciembre, festividad de la Esperanza.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.