La megafonía vuelve al Corpus

El Corpus de Málaga incorporará este año un sistema de megafonía en la procesión para “tratar de crear un espacio único para la oración en el que todo el mundo pueda participar”. Varias decenas de altavoces se repartirán por todo el recorrido y un ‘speaker’ coordinará la narración. “No significa que otro tipo de procesiones no sirvan para rezar pero trataremos de unificar todos los sonidos. Queremos que todos los elementos que confluyen en la procesión estén al servicio de la oración. Sin elementos divergentes”, explica Rafael Pérez Pallares, responsable de comunicación del Obispado de Málaga.

El uso de la megafonía en la procesión del Corpus de Málaga no es En los últimos años se han realizado distintos actos con uso de micrófonos en el altar oficial que instala la Agrupación de Cofradías en la plaza de la Constitución, pero la instalación de un ‘hilo musical’ no tiene antecedentes en la última década, aunque ya se utilizó durante el episcopado de Ramón Buxarrais, según apuntan las fuentes consultadas.

A través de los altavoces, que desde el Obispado aseguran que no tendrán estridencias y ofrecerán un sonido cálido, se narrará el paso de la procesión. “Las intervenciones del ‘speaker’ se limitarán a pequeñas explicaciones y dar lectura a varios textos de Benedicto XVI y del beato Manuel González, así como dar paso a los distintos sonidos”, explica Pérez Pallares. Todo ello se realizará desde el atrio de la Catedral, aunque a pie de procesión habrá personas con micrófonos para meter los sonidos en directo. Habrá una escaleta y cada integrante del cortejo tendrá su momento para intervenir. Es decir, la Banda Municipal y la de Bomberos, al igual que los grupos corales que intervendrán, tocarán siguiendo el guión preestablecido para no pisarse en la megafonía.

Tercer Corpus de Jesús Catalá en Málaga

Jesús Catalá vivirá su tercer Corpus en Málaga. En 2009, tras tomar posesión meses antes, apenas introdujo cambios reseñables, más allá de su propia ubicación en el cortejo, que presidió detrás del Santísimo. El año pasado la procesión dio un giro radial al recuperar su horario vespertino y ésta vez introduce elementos de la era de Buxarrais. “Málaga busca una identidad para el Corpus”, arguye Pérez Palleres.

Con estos cambios, el Obispado se aleja del estilo de procesión barroca con el deseo de “dar la mayor relevancia posible a la participación de las parroquias de la ciudad”. La organización del cortejo volverá a realizarse por arciprestazgos. Los cambios estéticos sorprenden especialmente teniendo en cuenta el origen valenciano del obispo, donde existe gran tradición en celebraciones eucarísticas.

El Santísimo volverá a salir, como ya hizo en 2010, por la puerta de la Encarnación de la Catedral y será entronizado en la plaza del Obispo. Fuentes consultadas aseguran que el de Málaga es el único Corpus en el que el Santísimo no sale entronizado. La carroza esperará ‘aparcada’ en el Patio de los Naranjos y llegado el momento de salir el cortejo, se dirigirá a la plaza del Obispo, como ya hiciera el pasado año. Al término de la procesión, el Santísimo tampoco entrará en la custodia, sino bajo palio portado por el obispo o algún miembro de la curia malagueña.

Un itinerario más largo pero sin paradas

El itinerario de la procesión del Corpus será algo más amplio y recupera su paso por la plaza de Uncibay, aunque no soluciona el problema de tráfico del entorno del Hotel Málaga Palacio. En este punto es habitual ver a la custodia entre el tráfico rodado. Una estampa esperpéntica.

La procesión saldrá de la Catedral por la puerta de la Encarnación y seguirá el siguiente itinerario: Plaza del Obispo, Molina Larios, plaza del Siglo, Granada, Méndez Núñez, plaza de Uncibay, Calderería, plaza de Spínola, Granada, plaza de la Constitución, Marqués de Larios, Sancha de Lara, Molina Lario y plaza del Obispo. Entre las novedades de este año, el cortejo no realizará paradas en ningún altar para agilizar la procesión. En su historia reciente era habitual distintos actos según el año en la Plaza de la Constitución.

En las publicaciones impresas del Obispado, por error, figuran horarios contradictorios para la procesión del domingo. La hora oficial de la eucaristía es las 19.00 horas. De este modo, la procesión saldrá entre las 20.15 y las 20.30, según fuentes del propio Obispado, y llegará nuevamente a la Catedral sobre las 22.00 horas. Unos horarios pocos habituales igualmente para una festividad Sacramental pero queda claro que la de Málaga busca definirse y este año seguirá con su política de cambios.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.