La Pepa lleva al Santísimo Cristo de la Vera Cruz hasta su Trono

Ayer fue una jornada espléndida para empezar el mes de mayo. Las calles se perfumaron con el romero que los miles de hermanos de la Cofradía habían recogido en los montes cercanos durante la mañana. Y miles eran las personas que llenaban el precioso entorno del Convento cuando el reloj marcaba las nueve y media de la noche.

Justo a esa hora concluía la Guardia de Honor que las escuadras de gastadores de La Pepa rendían a su Sagrado Titular. Majestuosa, como siempre. Este año, con la incorporación de una nueva escuadra.

Las dos formaciones musicales de la Cofradía desfilaron por la Calle Convento. Y la sección de Cornetas y Tambores de la Agrupación Músico-Cultural se dispuso en círculo rodeando el escudo de las escalinatas de la Plaza para interpretar una nueva y espectacular retreta con sonidos añejos, con toques legionarios. A la finalización del traslado procesional sería la Banda de la Santa Vera-Cruz quien ocupara este lugar para tocar también su nueva y esperada retreta.

Terminó la retreta de La Pepa y toda la banda ocupó la Plaza del Ayuntamiento. La luz bajó en toda la calle, tenue, casi en la oscuridad. Los tambores redoblaron marcha lenta y las puertas de la Ermita se abrieron. El Señor del Convento, al compás de Malagueña, salía para bendecir un año más a su pueblo. Solemne el toque de oración.

Comenzó entonces el traslado procesional por las Calles Convento y Plaza Alta, que se encontraban repletas de gente, tanto de la localidad como personas que se acercaron hasta Alhaurín para no perderse esta magnífica procesión en la que los gastadores de La Pepa portan al Señor del Convento.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.