La Procesión de la Virgen del Carmen

La procesión de la Virgen del Carmen se realiza todos los 16 de julio en las diferentes poblaciones de la costa catalana. La Virgen del Carmen es la patrona de la gente de mar, es por ello que los marineros, pescadores y todo tipo de navegantes le rinden tributo a esta imagen para pedirle a la Santa Madre que los proteja de los peligros del mar.

Origen

La palabra Carmen viene de Carmelo, Monte Carmelo, el cual esta situado en Haifa al norte de Israel, en la zona de Galilea. Según relata la historia un grupo de religiosos de Tierra Santa se instaló en el Monte Carmelo y construyó la primera iglesia dedicada a Santa María del Monte Carmelo.

Aunque existen varias teorías que relatan la historia de la aparición de la Virgen del Carmen, una de las leyendas más sonantes señala que un 16 de julio de 1251 ante una muestra de fé, la imagen de la Virgen del Carmen se le apareció a San Simón Stock, superior general de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo, quién no dudo en pedirle a la Virgen del Carmen que le mostrara una señal de su protección.

Entonces, ese día la Virgen le mostró un escapulario que llevaba en sus manos y le dijo: “Esta es la señal de protección que te traigo. Todo aquel que muera llevando este santo escapulario, no verá las llamas del infierno”.

Desde aquel entonces, y hasta nuestros días se celebra la procesión de la Virgen del Carmen. Una festividad que es patrocinada por estos religiosos de la Orden de Nuestra Señora del Monte Carmelo, que fueron quienes le dieron origen a la Orden de los Carmelitas y que gracias a su gran devoción por la madre Santísima, dieron origen al culto de Nuestra Señora del Carmen.

La Procesión de la Virgen del Carmen

Una devoción

Durante el siglo XVIII fue el almirante mallorquín Antoni Barceló Pont de la Terra quién  promovió esta festividad entre sus hombres.

Un evento del cual los marineros hicieron patrona a la Virgen del Carmen y pasaron a llamarla ‘Stella Maris’.

De forma paulatina esta devoción se fue expandiendo entre los marineros, y fueron ellos quienes poco a poco fueron sustituyendo a san Telmo quien era su antiguo patrón, el patrón de los navegantes por la imagen de la Virgen del Carmen.

Cofradía de pescadores

Esta festividad es muy popular y se celebra en muchos lugares del interior de España, en ella se honra a la Virgen del Carmen como la ‘Estrella de los mares‘, y en su compañía se realiza un ritual en su nombre que es muy parecido en todos los lugares donde se celebra.

En Barcelona, esta fiesta se celebra en la Barceloneta, un barrio costero desde donde la cofradía de pescadores saca a las 17:00 horas de la parroquia de Sant Miquel –donde es custodiada durante todo el año la imagen de la virgen– a la Virgen del Carmen en una procesión que se realiza cada 16 de julio.

Desde allí es traslada por la avenida de Joan de Borbó hasta el muelle de los pescadores, donde luego un grupo de feligreses se encargan de embarcarla a bordo de una golondrina para realizar un homenaje dentro del mar.

Esta procesión es una de las más bonitas y coloridas que se ejecuta en alta mar, donde un grupo de barcos de todo tipo siguen el paso de la Virgen. De forma habitual esta navegación se realiza hasta un punto destacado o significativo de la costa, y al llegar a tierra se celebra una misa presidida por la Virgen que es situada en un altar improvisado que se ubica en el muelle, un lugar donde se le realizan varias ofrendas y cantos en su honor.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. abril 22, 2019

    […] procesión del Silencio es una de las procesiones que mueve a más devotos en la Semana Santa de Sevilla, la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.