La reliquia de Fray Leopoldo se dará a besar este domingo y lunes en la novena de la Pastora

La reliquia del beato Fray Leopoldo de Alpandeire que ha recibido la Congregación de la Divina Pastora de las Almas, se dará a besar este domingo y lunes durante la novena que se celebra en el antiguo convento capuchino de Málaga en honor a la popular imagen pastoreña. A las 19.30 comienzan los cultos cada tarde con la exposición del Santísimo Sacramento, rezo del Santo Rosario, ejercicio de la novena y Santa Misa con homilía. El sábado día 14, a las seis y media de la tarde, tendrá lugar la tradicional procesión de alabanza de la venerada imagen de la Madre del Buen Pastor por las calles de su barrio de Capuchinos, Segalerva y El Molinillo.

El ministro provincial de los Capuchinos de Andalucía, el padre Rafael Pozo Bascón, entregó la reliquia el sábado día 7 de mayo a la Congregación de la Divina Pastora de las Almas, quien se encargará de su custodia. El acto tuvo lugar durante el tercer día de la novena. El padre Pozo predicó en la función religiosa y cedió a la Congregación pastoreña la reliquia del beato. Al término de la eucaristía, fue dada a besar a los fieles y devotos.

Esta reliquia refuerza más si cabe los lazos de la Congregación pastoreña de Málaga con la orden de frailes capuchinos. En el camarín de la Divina Pastora también recibe culto una reliquia del beato Fray Diego José de Cádiz, figura clave en la difusión de esta devoción en Málaga y Andalucía.

La devoción pastoreña nace al calor de la orden capuchina en el año 1703, cuando el fraile Isidoro de Sevilla tiene una visión en la que se le aparece la Virgen María ataviada con atuendos pastoriles. La Divina Pastora es la única advocación netamente andaluza que existe y la gran aportación de esta tierra a la Iglesia universal.

A los pocos años de su eclosión en la capital hispalense, llega a Málaga la advocación de la mano de los propios frailes capuchinos. En torno a su convento y a la imagen de la Divina Pastora, se levanta el actual barrio. La talla de la Pastora malagueña es coetánea al nacimiento de la advocación y obra del imaginero sevillano José Montes de Oca (1668-1754) que la realiza en los primeros años del pasado siglo XVIII.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.