La tradición del belén de Navidad

No cabe duda que la navidad es una de las fechas más esperadas del año gracias a todo lo que representa y a la forma en la que las familias la celebran en compañía de sus seres queridos. La decoración es uno de los aspectos más importantes de la navidad, teniendo adornos muy emblemáticos como el árbol, las esferas y los belenes de navidad.

El Belén, pesebre o el nacimiento es una de las tradiciones más antiguas y populares en navidad, la cual tiene un origen bastante antiguo que veremos más adelante.

La tradición del belén de Navidad

Tradición de adornar con el Belén de Navidad

La tradición de adornar con el Belén de navidad no es algo nuevo, ya que de hecho es algo que lleva muchos años dentro de la historia de esta celebración, desde que la tradición se fue esparciendo por Italia cuando la historia sobre Greccio comenzó a pasar de boca en boca por todos los pueblos.

Luego de que la tradición había crecido notablemente en Italia, comenzó a utilizare dentro de España y, una vez más, se fue esparciendo de ciudad en ciudad hasta que se volvió una tradición muy arraigada en España. Con el tiempo esta tradición comenzó a utilizarse en una gran cantidad de países europeos y después llegó a América Latina, en donde se les conoce como nacimientos.

Se sabe que fue el rey Carlos III, quien había sido rey de Nápoles antes de ser rey de España, quien se encargó de traer la tradición del Belén de Italia a España, por lo que él fue quien se encargó de difundir esta tradición que después formaría parte de millones de familias en todo el mundo. La práctica primero comenzó a ser usada entre las familias nobles, pero no pasó mucho tiempo para que todas las personas comenzarán a hacerlo.

Después del árbol, el Belén se ha convertido en el adorno más emblemático de la navidad, siendo uno de los más solicitados a las tiendas y a los artesanos que se encargan de crear estas piezas, mostrando que la religión sigue estando muy apegada a la fiesta de la navidad.

El origen de la historia de Belén de navidad

Se sabe que la costumbre que tenemos hoy en día de escenificar o representar distas escenas sobre el nacimiento de Jesús o de la visita de los Reyes Magos no es nada moderna, ya que de hecho es una tradición que tiene sus orígenes en la Edad Media, específicamente en el siglo XIII, por lo que queda claro que se trata de una costumbre bastante antigua y arraigada en distintas culturas.

Por lo que se sabe hoy en día, esta tradición comenzó con San Francisco de Asís, ya que las fuentes apuntan a que fue este santo quien comenzó con dicha tradición en la víspera de navidad del año 1223.

Según lo que comentan algunos historiadores, el santo se inspiró después de regresar de un viaje a la Tierra Santa, del cual regresó bastante emocionado por todo lo que había visto y aprendido. Ese año (1223) San Francisco estaba en Greccio, Italia y convocó a todos sus vecinos a una cueva para celebrar una misa por nochebuena. Fue ahí donde se reunió con todos sus vecinos para ver lo que sería la primera representación navideña del nacimiento de Jesús.

Un detalle en el que no están de acuerdo todos los historiadores es en cómo lo hizo, ya que según la fuente podemos encontrarnos con distintas historias, ya que algunas versiones señalan que lo hizo con personas y animales reales. De cualquier forma, el motivo por el que esta tradición se volvió muy popular es gracias a que se dice que, durante la representación, durante su momento más solemne, aparecieron ángeles de forma milagrosa y personificaron a Jesús, la Santísima Virgen y a San José.

Esta historia se dio a conocer y esto fue lo que hizo que los Belén de navidad comenzaran a ser representados por miles y miles de familias, hasta llegar a la tradición que conocemos hoy en día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.