La Virgen de la Aurora se traslada esta tarde a la Catedral

Las previsiones meteorológicas coinciden en que a partir de las cinco de la tarde disminuirá el riesgo de precipitaciones en nuestra ciudad. La mañana lluviosa mantiene a los hermanos de la cofradía de la Aurora y a los cofrades en general mirando al cielo y a los partes meteorológicos de internet. Todo parece que se podrá desarrollar con cierta normalidad y María Santísima de la Aurora estará en las calles de la ciudad en su traslado hasta la Catedral de Granada. La hermandad señala que, caso de persistir la lluvia por la tarde se pospondrá el traslado a las cinco en lugar de la hora prevista que es las cuatro de la tarde. En ese caso todo seguiría según lo previsto y a las nueve menos cuarto la Virgen estará en la Plaza del Carmen para recibir la Medalla de Oro de la Ciudad, de manos del alcalde José Torres Hurtado. Si hubiera que retrasar la salida a las seis de la tarde o un aguacero impertinente cogiera a la cofradía ya en la calle se determinaría realizar el camino de traslado por Plaza Nueva, Reyes Católicos, Gran Vía, Cárcel Baja y Catedral y en ese caso la Medalla de Oro la recibiría mañana domingo, por la tarde, en la salida del cortejo camino de la basílica de Nuestra Señora de las Angustias, Patrona de Granada. Si este acto tuviera que trasladarse a mañana domingo el cortejo se desviaría al llegar a Puerta Real en dirección a la Plaza del Carmen donde se celebraría el acto para después recomponerse el cortejo y seguir el itinerario previsto hacia la Basílica y de regreso a su sede por la calle San Matías.

Si la lluvia no hace acto de aparición, el cortejo seguirá en su traslado de esta tarde por las calles Santa Isabel la Real, plaza del Salvador, Cuesta del Chapiz, Paseo de los Tristes, Carrera del Darro, Plaza Nueva, Reyes Católicos y plaza del Carmen, donde el alcalde le impondrá la medalla de oro de la ciudad de Granada, por acuerdo de la Comisión de Honores y Distinciones. Después llegará a la Catedral por Mesones y Marqués de Gerona. Las previsiones meteorológicas no son muy buenas para esta tarde y caso de lluvia se retrasará la salida un tiempo prudencial. Si tuviera que salir después de las seis de la tarde el acto de la plaza del Carmen quedará suspendido y el paso de palio bajará a Plaza Nueva por su recorrido habitual de Semana Santa, es decir, por las calle San José, Grifos de San José y Cuesta de San Gregorio a Plaza Nueva y se dirigirá directamente a la Catedral por Gran Vía y Cárcel Baja. En ese caso, la imposición de la medalla de la ciudad se trasladaría al domingo cuando el cortejo de salida de la Catedral.

Concierto de Campanas
En el traslado de esta tarde se procederá al concierto de Campanas con la denominación “Campanoria” que dirige Manuel Hervás, en el que las campanas son instrumento protagonista del concierto. Es un concierto ofrecido por el Área de Cultura del Ayuntamiento y para ello se ha requerido la colaboración de las iglesias del Salvador, Monasterio de las Tomasas, Torre de la Vela de la Alhambra, Iglesia de San Nicolás, Monasterio de Santa Isabel la Real, Iglesia de San José, Convento de San Bernardo, Convento de Zafra, iglesia de San Pedro, Santa Ana y la propia Catedral. “Esto implica que la ciudad se convierte a un tiempo en escenario, instrumento, solista y oyente del concierto”, según explicó hace unas jornadas el director del mismo, Manuel Hervás. “El mismo se podrá seguir desde cualquier punto, bien a pie de calle, junto al paso de la Virgen o bien subido en lugares altos de la ciudad o edificios”, recuerda el responsable del mismo, “para escuchar cómo el sonido le rodea por todas partes”.
Intervendrán en este concierto de campanas alrededor de sesenta músicos, todos ellos estudiantes del Conservatorio de Música “Victoria Eugenia”, de Granada. El único intérprete que no se dedica a la música profesionalmente es Miguel Martínez, campanero titular de la Torre de la Vela, cargo que heredó de su padre y abuelo. Se escucharán todas las campanas pero el conjunto más numeroso se encuentra en la Catedral que cuenta con un total de 16 bronces y será interpretado por unas veinticinco personas. Tras una breve introducción de un minuto aproximadamente toda la obra se construye alrededor de un motivo rítmico-melódico que expone la Iglesia de San Pedro durante los minutos 2 y 3 de la interpretación. Los campanarios se coordinan entre sí por medio de cronómetros, que serán sincronizados antes del comienzo del concierto. La partitura, escrita en su mayor parte en notación convencional, está plagada de indicaciones cronométricas.
El responsable del concierto es el director y compositor Manuel Hervás Lino, natural de Castellón, experto en arte digital en la especialidad de música, por la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona. En la actualidad es director titular de la Banda de Música de la Asociación Cultural Unión Musical de Caudiel, de la Banda Juvenil de la Sociedad Musical de Segorbe y del grupo instrumental de cámara “Proyecto Chrysostomus”, entre otras muchas responsabilidades musicales.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.