Madre y maestra: uno por todos y todos por uno

http://www.elcabildo.org/media/k2/items/cache/7a6409a35f8223f856dc99651cb33cb1_XL.jpg

La madre y maestra del género de las cornetas y tambores, la banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, está de enhorabuena. Este año cumple un siglo de vida. No ha sido fácil el devenir a lo largo de estos cien años. Pero cumplir tantos años nunca es tarea fácil. La formación ha vivido una guerra civil, ha sufrido alguna que otra ‘espantá’, y hasta ordenanzas de ruido pero nada ha podido cortar las voces a las cornetas ni las cuerdas a los tambores. Hace unas semanas la banda saltó a la palestra informativa por la escisión de algunos de sus miembros. Parecía que la formación iba a estar tocada pero no hundida. Ayer se comprobó que la banda del Real Cuerpo de Bomberos goza de muy buena salud, a pesar de su longevidad. Casi medio centenar de componentes se presentaron uniformados en el Salón de los Espejos. La banda es el ente que aglutina a todos y debe seguir viva. Es la madre y maestra y todos lo que sienten la música en las venas deben sentirla, ya sea como miembro o con su estilo. Como reza el lema de los Bomberos: todos por uno y uno por todos.

El redactor jefe de este portal y comunicador de PTV Televisión, Antonio Márquez, fue el encargado de presentar el cartel, obra de Ángeles Conejo Martínez -aunque ha firmado con el seudónimo de Martinez Leria-. Márquez hizo un breve repaso por la historia de la banda, aportando fechas y nombres, que hicieron posible su creación. Así, mencionó que el patrón del cuerpo es San Juan de Dios y que en el reglamento de 1923, en su artículo 24, también recoge a la Virgen de la Victoria, como patrona.“Cuando se habla de la banda como madre y maestra no se exagera un ápice y no se hace propaganda”, subrayó.

La pintura es más bien sobria, de estilo contemporáneo, con colores neutros que van del más claro al más oscuro “naciendo uno del otro, como una cadena, como los 100 años de la banda”, explicó la autora, que también ha plasmado arena de la playa en la obra. Si se mira de frente la pintura, en su parte superior derecha aparece el casco de la banda con sus clásicas plumas blancas. Al lado aparece la leyenda 100 años, recuadrada. Ya en la parte inferior derecha, la pintora ha dibujado un tambor de canto y una corneta. En el otro lado aparece el banderín actual, diseño de Castellanos.

Forjadores de un estilo

En su intervención, Márquez recalcó que la banda de Bomberos es forjadora de un estilo y que está ligado con el compositor jienense Alberto Escámez, artífice del sonido característico de la banda. El presentador también pidió una serie de reconocimientos para reconocer la labor de la banda. Así solicitó en presencia del alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre y de numerosas autoridades, la medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, la de Andalucía, la de la provincia y la de Málaga, “ciudad que la vio nacer”.

Antes de finalizar el acto, el alcalde entregó el escudo de la ciudad y un libro que recoge la historia de la banda a las nietas del comandante Joaquín Ramírez, fundador de la misma, al sobrino de Enrique Medina, al hijo del comandante Souvirón Huelin y a los jefes Cerezo, Góngora Gil y José Cruz.

1911, el inicio

La primera referencia literaria en la que aparece mencionada la banda del Real Cuerpo de Bomberos de Málaga es un artículo en un periódico local de 1911. Éste dice: “Sus orígenes no se explican sin el tesón del comandante del cuerpo de Bomberos, Joaquín Ramírez, su fundador, y del sargento Antonio Frutos que fue durante muchos años su primer director”. En los años 30 la banda cesó su actividad durante varios años aunque volvió a organizarse en 1935. En cuanto a sus trabajos discográficos, el primero se lanzó en 1979. Seis años más tarde vería la luz el segundo. En 1998 editaron un recopilatorio. Este año se editará su cuarto trabajo.

Además del cartel, la banda tiene prevista organizar una exposición que recorrerá su historia. Será en el patio de banderas del Ayuntamiento que curiosamente también ciumple 100 años ya que fue el 31 de diciembre de 1911 cuando se colocó la primera piedra. El 3 de marzo habrá un concierto en la sede de la ONCE y se presentará el cupón conmemorativo del centenario. También se ha editado un libro que recoge la historia de la banda y que será presentado.

Acabado el acto, la banda se situó en las escalinatas del Consistorio para interpretar tres marchas: Cristo de la Sangre, Virgen del Rocío y Marcha Real. La madre y maestra cumple 100 años y sus hijos deben cuidarla. Pase lo que pase la música de Bomberos recorrerá las calles de la ciudad

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.