Miguel Campos exaltó la virtudes de Santa Rita en su pregón celebrado en los Hospitalicos

La vida de Santa Rita de Casia, sus virtudes, las vicisitudes por las que pasó y el amor a Cristo en la Cruz fueron algunos de los argumentos del pregón que pronunció ayer el cofrade granadino Miguel Campos a la hermandad de Santa Rita. En el templo conventual del Corpus Christi, de Agustinos Recoletos de la calle Elvira, vulgo Hospitalicos, se celebró el acto ante la presencia de un nutrido grupo de hermanos y hermanas de esta corporació de gloria. También asistió el presidente de la Real Federación de Cofradías, Antonio Martín. “Mujer de rostro sereno que aguanta la pesada carga del Dolor. Ella es Santa Rita de Casia. Cuando alguien que se siente hijo de Dios tiene la oportunidad de conocer la vida de Santa Rita no puede menos que sentir una admiración por esta Santa. Y lo digo con envidia porque nosotros, que cometemos los mismos errores y pecados, que no conseguimos controlar nuestros impulstos… ?nos nos podía haber hecho el Señor un poquito a imagen de Santa Rita de Casia?, se preguntó el pregonero.

Miguel Campos había sido presentado por el pregonero del año pasado, el cofrade y caballero del Santo Sepulcro Jaimez Sánchez-Llorente Illescas, con palabras de reconocimiento y admiración al pregonero de este año. Campos destacó la ejemplaridad de Santa Rita “como madre y esposa ejemplar, a pesar de no tener un marido de excepcionales virtudes” y también destacó su vida como novicia y religiosa, con cuarenta años de vida monacal, tras enviudar. El pregonero también habló de la sencillez de la hermandad de Santa Rita pero de trabajo entregado en el ropero con el que ayudan a familias necesitadas y de los proyectos afrontados fuera de España, en concreto los proyectos humanitarios que desarrollan en Brasil en centros escolares y deportivos en barrios marginales. Estos trabajos los calificó como “constantes, silenciosos y humilde y callada labor asistencial”.

Durante estos días y hasta la jornada del martes día 22, se viene celebrando la novena a Santa Rita, cuya imagen ha sido situada sobre el altar que habitualmente ocupa y vestida con la túnica monjil bordada, como ocurre cada año en estas jornadas y ante la proximidad de su festividad litúrgica.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.