Ni se cobrará canon por Ocupación de Vía Pública ni la Virgen del Rosario recibirá coronación canónica

Siguiendo la costumbre de los medios de comunicación españoles GRANADA COFRADE, como viene haciendo desde su creación, también aportó sus inocentadas en el presente año. Ayer les dábamos la noticia de que las cofradías tendrían que abonar al Ayuntamiento la cantidad acordada por una comisión de trabajo como Ocupación de Vía Pública. También insertamos una segunda inocentada en la que les contábamos que la corona de la Virgen del Rosario tendría carácter canónico, consultada la Santa Sede por el Arzobispado de Granada. Ambas, como muchos intuirían eran inventadas por esta redacción.

No fueron pocos los cofrades que sonrieron ante estas dos noticias y así nos lo comunicaron durante el día, pero no es menos cierto que la de la coronación de la Virgen del Rosario fue aprovechada por algunos elementos para enturbiar las relaciones entre la cofradia de penitencia y la Archicofradía del Rosario. Desde esta última se nos informó que habían solicitado una reunión en el Arzobispado para aclarar los términos de esta noticia y a través de las redes sociales también algunos “indignados” manifestaron su parecer tachando la noticia de “mal gusto”. Lamentamos que así se lo tomaran algunos cofrades carentes de todo sentido del humor y en ningún momento se redactó la noticia con espíritu ofensivo ni doble intención. Sencillamente una noticia propia de una costumbre ya reseñada en muchos medios informativos. Aclaramos también que la misma no trataba de “jugar con la ilusión” de nadie. Simples han de tener algunos sus ilusiones cuando resaltaron esta apreciacion de manera tan despiada. Jugar con los sentimientos o con las ilusiones es otra cosa y desde GRANADA COFRADE jamás se ha jugado con los sentimientos cristianos, católicos y cofrades de nadie. “Jugar con las ilusiones” es otra cosa que, si quieren los interesados les podemos comentar cuando quieran y que no nos parece oportuno descubrir en este momento y mucho menos con este ridículo motivo. Sencillamente se trataba de una “inocentada” tratada desde el respeto y el cariño hacia esa hermandad de penitencia de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos y de su Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario Coronada.

Fuente: Granadacofrade

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.