Petalada 2012 para la Esperanza Macarena

Hagamos entre todos un cielo de flores para la Virgen de la Esperanza. El pasado martes, día 4 de octubre de 2011, se cumplieron 75 años de que la Madre de Dios fue repuesta al culto en la Iglesia de la Anunciación gracias a la hospitalidad de la Hermandad de los Estudiantes. Se cerraba así un ciclo de cuatro largos años en los que la Esperanza Macarena itineró por Sevilla resguardándose de la inquina, del resentimiento y de la sinrazón de los que creen que el fuego puede acabar con los símbolos.

Recordemos como ejemplo de todos los que protegieron su imagen a su limpiadora, Victoria Sánchez Contreras, fallecida en 1960, que vistió su cama con las mejores sábanas y se la cedió a la Virgen para que se refugiara en su casa en 1932. Corría el mes de mayo y allí, en el 31 de la calle Escoberos, revestida con el traje de novia de Doña Victoria, se ocultaba por primera vez la Virgen de la Esperanza de los peligros que la acechaban en su capilla de san Gil. Después se seguirían un rosario de salidas con diversos destinos hasta que 4 de octubre de 1936 la Santísima Virgen fue trasladada en su cajón, por última vez, a la Anunciación.

Algunos macarenos han pensado recordar aquella reposición al culto y celebrar que la Rosa de san Gil sigue a nuestro lado, vivificándonos con la firmeza de sus ojos e infundiéndo la virtud de su nombre, Esperanza. Quieren hacerlo como siempre ha sido la costumbre de Sevilla y el uso de los macarenos: poco a poco, entre todos, dando cada uno lo que estime oportuno, hasta que el deseo sea una realidad y la realidad una locura de amor por la Virgen de la Esperanza.

Fuente: cruzalzada.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.