Reina del Cabezo, y Reina en Picadueñas

Dicen algunos entre los que nos incluimos, que el viento suele resultar para las procesiones, igual de molesto que la lluvia o incluso más, pero nunca veremos suspendida una cita procesional por el aire, aunque quizás deberíamos.

Y es que ayer, todo resultó deslucido a causa del vendaval junto a la Virgen de la Cabeza, desde que, como suele ser cada año tradicional, Picadueñas pusiese el colofón a esa senda inaugurada en septiembre con la Virgen de la Merced.

Todo volvió a comenzar a eso de las seis menos cuarto, cuando la banda ‘Acordes de Jerez’ llegaba hasta la parroquia del Corpus Crhisti; luego las puertas abiertas, el cortejo a la calle con respresentaciones como siempre, de hermandades filiales llegadas de otros puntos de Andalucía, y la Virgen en la puerta, comandada la cuadrilla por Martín y su gente.

Así comenzó todo, y así transcurrió, con especial emoción el paso por la Merced, ante la Patrona, donde volvían a certificarse los lazos entre la comunidad mercedaria y estos cofrades del barrio de Picadueñas, y luego el regreso a casa por su bajada de siempre, mientras el levante ya a esa hora destrozaba todo lo que con tanto mimo se había ido preparando.

Aún así, fueron constantes las plegarias, los vivas y los rezos, y es que la Cabeza ya ha conseguido gracias al tesón de los suyos hacerse un hueco en el alma cofrade de esta ciudad, o lo que es lo mismo, ya ha conseguido reinar desde su barrio, con la misma emoción que lo hace en el Cerro andujano del Cabezo.

Fuente: Cofrademania.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.