San Judas Tadeo: Milagros

San Judas Tadeo: Milagros del apóstol son declarados por muchas personas y por eso es llamado el santo patrón de las causas perdidas. Nos dirigimos a él en casos realmente serios en los que encontrar una solución es realmente difícil.

También llamado el Santo de los milagros, actúa solo si realmente hay una gran necesidad de ayuda.

Cuando todos los caminos están cerrados, la oración a San Judas Tadeo trabaja para abrir un pasaje de luz. No invoques su ayuda por causas triviales, no recibirás una respuesta.

Está representado vestido de blanco y verde, como un apóstol y con un colgante de oro que graba la imagen de Cristo. Este colgante a menudo lo usan quienes se dedican a él.

Recuerde, es muy importante evitar confundirse con Judas Iscariote, el que traicionó al Maestro Jesús. No es fácil encontrar información sobre este santo. Las anécdotas sobre su vida se describen en el Nuevo Testamento, pero hay muy pocas fuentes históricas precisas y definidas.

Habría mucho que escribir sobre las diversas hipótesis, pero en este caso, creo que es superfluo entrar en discursos puramente teológicos. Es bueno saber, sin embargo, que él era un apóstol, pero ciertamente no el apóstol traidor (también sobre esto habría un largo discurso, pero no es el artículo correcto).

San Judas Tadeo Milagros

San Judas Tadeo Milagros

¿En qué casos se puede confiar la oración a San Judas Tadeo: Milagros?

Como ya he especificado antes, San Judas Tadeo se invoca solo en casos extremos, donde es realmente imposible encontrar una solución. Cuando se pierde toda esperanza, aquí viene al rescate. Por ejemplo, está muy presente cuando se trata de problemas de salud graves (una cuestión de vida o muerte). En caso de graves problemas económicos (deudas, ejecuciones hipotecarias). En caso de desalojo, solo cuando las posibilidades de encontrar una casa son cero. En este caso, la oración San Judas Tadeo por las causas imposibles es la solución ideal a la que recurrir.

Cómo agradecerle después de recibir su ayuda

Suponemos que el santo no debe ser rogado continuamente si no ve la solución inminente del problema. Muchos de ustedes continúan cometiendo errores y apelando a estos santos de una manera muy cristiana. En el caso de Judas Tadeo, deje que el santo “aparezca” solo.

Cuando él te brinde su ayuda, tendrás que escribir en el periódico, en Internet o donde quieras siempre y cuando tengas estas palabras en un lugar público: “Gracias, San Judas Tadeo”, gracias por tu intercesión en respuesta a mis oraciones “. No es necesario detenerse en monólogos innecesarios.

Como decir la oración a San Judas Tadeo: Milagros

La oración a San Judas Tadeo se puede manejar de dos maneras. algunos prefieren recitarlo nueve días seguidos, nueve veces al día. Otros, sin embargo, lo recitan solo una vez durante nueve días consecutivos. Escriba su solicitud en una hoja que deberá colocar debajo de la vela

Los colores de San Judas Tadeo: Como has leído, sus colores son verde y blanco. Por lo general, las velas que se encienden en su honor son de color verde, pero algunos prefieren usar otros colores dependiendo de la gracia que se le pide.

¿Cómo saber que es San Judas Tadeo?: Cualquiera que haya tratado con él afirma que es bastante rápido. Por lo general, cuando acepta su solicitud, recibirá una señal sobre él. Por ejemplo, alguien podría invitarlo a inscribirse para un voluntario u obtener una foto del santo. En resumen, recuerde siempre prestar atención a las señales. la mayoría de las veces, se trata de ayudar a otros.

Le recuerdo que tan pronto como recibas los milagros, es bueno hacer la declaración pública de inmediato. Muchos sostienen que el periódico es el medio más solicitado por el santo. O puede hacer volantes para salir de lugares públicos. Por favor, especifique que no es Judas Iscariote, por mucho tiempo han estado confundidos.

San Judas Tadeo, fiel servidor y amigo de Jesús, tú que eres el bendito patrón de causas difíciles y desesperadas, reza e intercede por mí con gran compromiso, porque estoy abrumado en este momento de gran miseria.

Mi Santísimo San Judas Tadeo, ayúdame con prontitud, no rechaces mi pedido, porque te apelo con impaciencia y con gran esperanza, sabiendo que tu bondad es grandiosa.

Te prometo que San Judas Tadeo recordará siempre este favor y nunca te olvidaré de honrarte como mi poderoso protector y mi gran benefactor.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.