Sencillez y sobriedad en el Altar de Triduo del Santísimo Cristo Yacente

Recientemente ha concluido en la Hermandad de la Soledad el Triduo en honor del Santísimo Cristo Yacente.

Para ello, la priostía de la Corporación del Viernes Santo, bajo las directrices de Raul Pineda Bejarano, ha vuelto a sorprender a todos con un magno altar donde predomina la sencillez y la sobriedad.

Como pueden ver en la imagen, es el Santísimo Cristo Yacente el que preside el conjunto artístico, a los pies de su Madre, la Virgen de la Soledad Coronada, la cual aparecía bajo la Cruz, ataviada con saya y manto negro, tocado dorado, mantilla y diadema, esta última también bajo diseño del propio Raul Pineda.

La disposición de la cera, que se centró en los laterales del presbiterio y en color tiniebla, remataban este magnífico altar que fue exornado íntegramente con lirios morados, distribuidos en dos pequeños montes alrededor de la imagen del Señor y en dos jarras laterales, acompañados de dos de los hachones del paso procesional de la portentosa imagen de Francisco Buiza.

Un altar que sin duda es un claro ejemplo de la exquisitez y buen hacer que desde hace años viene desempeñando la Hermandad de la Soledad en materia de priostía.

Fuente: coriacofrade.com

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.