Zamarrilla volverá a sacar al Suplicio en su traslado del Sábado de Pasión

La gestora de Zamarrilla informó a sus hermanos en el cabildo general de salida que este año la imagen de Jesús del Santo Suplicio, titular de la corporación que no participa en la estación de penitencia del Jueves Santo, volverá a salir en el traslado del Sábado de Pasión. La noticia la confirman en la página web oficial. Es decir, el Cristo de los Milagros y la Virgen de la Amargura serán trasladados, previa procesión por el barrio de la Trinidad, de la capilla a la casa hermandad, y el Suplicio se sumará al ‘paseo’.

La decisión de la gestora que encabeza Juan García Alarcón sorprende en un contexto en el que el Obispado quiere limitar las procesiones. De hecho, la Expiración aún no tiene autorización para celebrar un culto externo para conmemorar el 25 aniversario de la coronación canónica de la Virgen de los Dolores, la primera dolorosa de la capital malagueña en recibir la máxima distinción que otorga la Iglesia a una imagen.

El Santo Suplicio, obra póstuma de Palma Burgos, nunca ha participado en el traslado de los titulares de Zamarrilla hasta el año pasado, que la hermandad lo procesionó por el 25 aniversario de su bendición. Aquello gustó a sus actuales rectores y este año anuncian que volverá a salir.

La actual gestora de Zamarrilla dirige los designios de la Corporación desde los problemas internos que motivaron en diciembre de 2005 su intervención. En palabras de su presidente, Juan García Alarcón, se trata de una junta rectora y la hermandad no fue intervenida por el Obispado. Como sea, la situación es anómala desde hace demasiado tiempo. Llegada la Cuaresma, como casi todos los años, vuelve a planear los rumores de elecciones después de Semana Santa en Martínez Maldonado, pero no hay nada oficial.

Felipe Reina dejó la delegación de Hermandades y Cofradías sin resolver el entuerto de Zamarrilla. Ahora la ‘patata’ caliente está en manos de Francisco Aranda, que relevó a Reina en el cargo al inicio del presente curso cofrade. Mientras, la vida de la corporación zamarrillera de puertas afuera es bastante plana, en una continua decadencia desde la coronación canónica de la Virgen, en octubre de 2003. Así queda de manifiesto cada Jueves Santo con unas filas nazarenas cada vez más menguadas y con decisiones tan poco fundamentadas como incluir en un traslado a una imagen que no tiene que trasladarse a ningún sitio.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.