Agridulce espera a la Resurrección

La espera de la Resurrección en Málaga será más agridulce que ningún otro año. El riesgo de precipitaciones volvió a truncar otra jornada de procesiones y en la capital malagueña se vivió un Viernes Santo incompleto. Sólo la Soledad de San Pablo, Piedad, Santo Sepulcro y Servitas salieron a la calle.

La previsión meteorológica mejoró sensiblemente respecto a los días anteriores, pero nadie era capaz de garantizar buen tiempo y algunas cofradías se quedaron en casa. A la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se le rompió el radar y las informaciones del tiempo se hicieron menos precisas, según informaron. El frente de lluvias que habían generado los aguaceros del Jueves Santo pasaron por completo al mediodía, pero en el cielo seguían circulando nubes de agua. El pronóstico era inestable y pese a la tendencia a mejorar, Dolores de San Juan, Descendimiento, Monte Calvario y Amor decidieron suspender su estación de penitencia.

Las tres corporaciones que tenían anunciada su salida más tarde, al ver que el cielo se despejaba, aunque el pronóstico inestable era el mismo, decidieron salir a la calle. La Soledad de San Pablo lo hizo con casi una hora de retraso pero consiguió recuperar parte del tiempo perdido al llegar al Recorrido Oficial. Piedad y Santo Sepulcro siguieron los pasos de los cofrades trinitarios y Servitas puso el broche a un Viernes Santo truncado por el riesgo de lluvia aunque, salvo algún chirimiri anecdótico, no cayó ni gota e incluso se dejaron ver algunos rayos de sol.

Si la meteorología lo permite, el Domingo de Resurrección a partir de las 10.15 horas dará comienzo la última procesión de la Semana Santa de Málaga con Jesús Resucitado y la Virgen Reina de los Cielos.

Soledad de San Pablo

Cirio. La procesión regresó perfectamente formada con sus nazarenos agrupados y ambas secciones unidas. La comitiva al completo entró en el interior de la casa hermandad sin quitarse los capirotes salvo, paradójicamente, algunos directivos que rompieron el anonimato antes de concluir la estación de penitencia.

Cirio. Los remates de la cruz de la Virgen, tras la reciente renovación del madero y el sudario estrenado el pasado año, mejoran sensiblemente la estampa de la Dolorosa.

Foco. La lectura del grupo escultórico en la calle fue mejorable.

Foco. El trono del Señor debe adaptarse al acompañamiento de cornetas y tambores en caso de mantener este tipo de música. En su estreno sólo aguantó hasta el Recorrido Oficial.

Foco. Los nazarenos llegaron con unos cirios extremadamente pequeños al barrio de la Trinidad lo que evidencia la necesidad de usar unos más gruesos y altos.

Piedad

Cirio. La presencia de pertiguero en el cuerpo de acólitos otorga más prestancia a la comitiva.

Foco. Los hachones de parafina del trono deslucen la estampa pues ni siquiera recrean bien la cera.

Santo Sepulcro

Cirio. La Dolorosa con su arreglo de los últimos años y el singular exorno a base de calas ha creado una personalidad propia.

Cirio. El cortejo nazarenos del Cristo procesionó de forma ordenada y compacta por la complicada calle Carreterías, pero no así el de la Virgen donde los cortes fueron continuos.

Foco. En general sería exigible a los nazarenos del Santo Sepulcro más rigor en la procesión.

Foco. Deslucido cuerpo de acólitos con los ciriales alineados y sin pertiguero.

Servitas

Cirio. Cada año saben mantener su sello personal en la calle.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.