La lluvia, protagonista el Lunes Santo

El invitado al que ningún cofrade quiere en Semana Santa llegó el Lunes Santo. Su presencia fue intermitente, pero se convirtió en protagonista de la jornada. La lluvia impidió que los Dolores del Puente y el Cautivo saliesen a la calle y motivó que sólo Gitanos completase de forma íntegra su recorrido.

El cielo, encapotado y feo, anunciaba agua desde primeras de la mañana. Cuando Crucifixión empezó a salir, que abría la tarde de procesiones, chispeaba, pero como el riego de lluvia era mínimo, la hermandad se puso en la calle. Crucifixión evidenció una gran madurez este Lunes Santo y respondió a los avatares meteorológicos sin resentirse en las filas nazarenas ni los tronos. Tras adelantar su estación de penitencia en la Catedral al paso por el Recorrido Oficial, una tromba de agua motivó que apostasen por cortar camino por calle Bolsa y regresar al Buen Pastor sin pasar por la Alameda, sino directamente por la calle Larios.

La hora clave de la jornada fue las seis y media de la tarde. El riesgo de lluvia había pasado, según las previsiones de Meteorología, y hasta las 2.00 era poco probable que pudiera caer más agua. Los datos oficiales hablaban de un 10% de riesgo. Pero cayó una tromba significativa de sopetón que pilló a Crucifixión camino de la Alameda, a Pasión llegando a la Catedral, a Gitanos por Carretería y a Estudiantes a punto de salir. Salvo Gitanos que no tenía más opción que seguir, eso sí, previa colocación de un plástico sobre la talla de Juan Vargas, el resto alteraron sus recorridos. Dolores del Puente y Cautivo, por su parte, anunciaron más tarde su decisión de no salir. Ambas esgrimieron como argumentos la inestabilidad anunciada para la madrugada. La ausencia en las calles del Señor de Málaga fue lo más comentado en los forillos a pie de calle. Así mismo, la no salida procesional de los Dolores del Puente acabó por ser el más certero termómetro de la popularidad que goza esta cofradía perchelera. En clave cofrade, la ausencia en las calles de la ciudad tras 29 años consecutivos no hizo más que confirmar su papel indiscutiblemente vertebrador en la jornada del Lunes Santo, tanto en esencia y espíritu, como a nivel estético.

Tras el chaparrón no volvió a llover en toda la noche, salvo algún chiribiri anecdótico en algún momento. Pero Crucifixión ya había decidido acortar camino. Pasión anunció que tras realizar la estación de penitencia en la Catedral regresaría a los Mártires. Y Estudiantes dijo que salía pero con un recorrido algo más corto, alcanzando la Alameda por la calle Molina Lario y la plaza de la Marina. Sólo minutos antes del encierro de Estudiantes cayeron nuevamente gotas que obligaron a meter los tronos del Coronado Espinas y de la Virgen de Gracia y Esperanza deprisa. Como incidente, cabe reseñar que el trono de esta Dolorosa partió una pletina del palio en el Recorrido Oficial que se saldó sin consecuencias. Igualmente, el encierro de los Gitanos fue algo más breve de lo habitual por la lluvia. Pero ya habían culminado su procesión.

El Lunes Santo terminó a las 4.00 en el barrio de la Trinidad. Dolores del Puente mantuvo las puertas de Santo Domingo abierta hasta la hora fijada de su encierro, las 3.00 horas. El Cautivo hizo lo propio. Y tras recogerse todas las hermandades que habían salido, cientos de fieles acudieron al encuentro del Cristo del Perdón, la Virgen de los Dolores, la Trinidad Coronada y, por supuesto, de Jesús Cautivo, el Señor de Málaga.

Crucifixión

Cirio. Trabajada cruceta musical, que más allá de los gustos, fue muy trabajada e incorporó detalles como marchas enlazadas en distintos puntos del recorrido.

Cirio. Realizó un encierro con encuentro de los titulares sin caer en el abuso desmedido del tiempo y las formas; y dando protagonismo a la música.

Cirio. El cuerpo de nazarenos y los dos tronos llegaron tal y como salieron, aquéllos sin perder un ápice la compostura y éstos con sus portadores firmes y acompasando la mecida a la música con elegancia.

Cirio. La cruz guía en silencio remarca la personalidad sobria de la Hermandad en la calle.

Foco. Utilizar el alzacable como barrera para frenar al público mientras el trono sube la calle Carrión podría generar un accidente. Igualmente, los acólitos en fila como una muralla es poco ortodoxo. Éstos además deben llevar los ciriales levantados mientras los titulares se encuentran arriba y no usarlos de bastón.

Gitanos

Cirio. La cera rizada del trono de la Virgen de la O mejoró de forma significativa el conjunto, que pone en valor la personalidad de la Dolorosa.

Cirio. La Cofradía respondió con serenidad ante la lluvia, aunque hay que subrayar que las filas de nazarenos se vieron mermadas tras la marcha de algunos penitentes tras el chaparrón.

Cirio. El nutrido cuerpo de acólitos que presenta cada una de las secciones da categoría al cortejo y anuncia con solemnidad la llegada de los titulares.

Foco. La luz eléctrica que ilumina al Señor desfigura la visión de la imagen en la calle.

Foco. La incorporación de la cera rizada es plausible en el conjunto procesional de la Dolorosa, pero no se entiende el paradójico uso abusivo de la parafina en toda la procesión. La llevan los faroles de los nazarenos, el trono del Señor y los arbotantes de la Virgen.

Pasión

Cirio. La cruceta musical de la Virgen del Amor Doloroso se ajustó al corte de la Archicofradía en la calle, austero y serio.

Foco. Los capillos de los hombres de trono sigue siendo una asignatura pendiente en la procesión pues sólo se usan hasta la llegada a la Catedral y en el Recorrido Oficial, aunque este Lunes Santo no lo llegaron a pisar.

Estudiantes

Cirio. La cruceta musical del Cristo, además de ser de alto nivel per se, cobra doble mérito cuando se recuerda que hasta hace relativamente poco tiempo, el Coronado de Espinas sólo escuchaba una marcha procesional. Además, la talla de una banda como Julián Cerdán, de Sanlúcar de Barrameda, que acompaña a la Virgen de Gracia y Esperanza, dice mucho del interés de la corporación por aportar calidad musical a la comitiva.

Foco. Las bombillas de los faroles del trono del Coronado de Espinas deslucen por completo un conjunto muy armónico y pleno de originalidad.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.