‘Limes fidei’ abre sus puertas y admira a primeros visitantes de esta muestra en los 750 años de la restitución del Cristianismo en Jerez

Las raíces visigóticas y la coexistencia en época musulmana como antesalas de los 750 años de la incorporación de Jerez a la Corona de Castilla se dan la mano en ‘Limes fidei’ con el Medievo, la intercesión de los santos, los monasterios, parroquias y la vida religiosa de la ciudad así como la religiosidad popular y las hermandades. El pasado viernes fue inaugurada esta exposición en la Santa Iglesia Catedral del Salvador en un acto que presidió monseñor José Mazuelos Pérez, el obispo diocesano, acompañado por la alcaldesa, María José García-Pelayo.

El deán, Antonio López, lo abrió destacando las colaboraciones del Ayuntamiento, de la parroquias, de monasterios, de conventos, de hermandades y de familias particulares así como de la entrega de Pablo Pomar Rodil y Javier Jiménez López de Eguileta en la responsabilidad de ejecutar el empeño de brindar una muestra de esta altura. “Es una exposición muy hecha para el público en general, para que los niños y jóvenes de nuestros colegios e institutos contemplen con la ayuda de los paneles dispuestos lo que ha significado la historia eclesiástica de nuestra ciudad”, subraya.

Revolución cultural

García-Pelayo, por su parte, ha agradecido el esfuerzo del Obispado personalizando en el prelado un empeño que ha calificado como “revolución cultural que don José ha generado en la Diócesis”. No en balde, bajo el episcopado de monseñor Mazuelos ya había sido inaugurada la exposición permanente de la Catedral. “Les aseguro que no hubiera sido posible el nivel de la conmemoración del 750 aniversario sin esta colaboración del Obispado”, ha insistido la alcaldesa en la ronda de intervenciones previstas antes del corte de la cinta inaugural.

Antes del recorrido inaugural que ha permitido contemplar las 60 piezas seleccionadas, el obispo diocesano ha cerrado el acto recordando cómo fueron Manuel Antonio García Paz, comisario de la conmemoración municipal de la conmemoración de la incorporación de Jerez a la Corona de Castilla, y el delegado diocesano de Patrimonio, Enrique García Paz, quienes “me embarcaron en esta empresa, un reto importante ante el que, gracias a Dios, no sólo hemos estado a la altura sino que tenemos ante nosotros una exposición maravillosa”.

El recorrido de la exposición, que se ha anunciado que tendría sus puertas abiertas hasta el 19 de marzo de 2015, comienza a los pies de la nave de la epístola y continua hasta llegar al Sagrario, donde la visita prosigue por las zonas del museo permanente de la Catedral. Por ello se establece el mismo horario: de lunes a sábados de 10,30 a 19 horas ininterrumpido. Ello permitirá que quienes acudan a disfrutar de estas joyas procedentes de parroquias, monasterios y conventos completen con los contenidos de las instalaciones expositivas habituales.

Fuente: ElPertiguero.net

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.