Málaga y La Caleta sí pudieron recibir la visita de la Virgen

A pesar de la rotura sufrida por el paso de la Virgen del Rocío en uno de sus varales, que obligó a recortar el itinerario de costumbre y hacer su entrada con la Patrona de Almonte hacia las 8.15 de la mañana, las dos hermandades malagueñas de la capital no se vieron afectadas por el percance.

Así, hacia las 6.15 horas de la mañana, la Virgen del Rocío se econtraba con el Simpecado de la Real Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Málaga, que se colocaba en torno a la casa hermandad de La Palma del Condado. De esta forma, se produjo dentro de la horquilla horaria tradicional en que tiene lugar la visita de la Reina de las Marismas a la hermandad malagueña.

Aproximadamente una hora y cuarto más tarde, rozando las ocho de la mañana, era la hermandad de Málaga-La Caleta la que pudo rezarle la Salve ante la Virgen del Rocío con su Simpecado en alto. Esto tuvo lugar minutos antes de producirse el accidente que hizo que otra hermandad de la provincia, la de Estepona, fuese la última que recibiese el saludo de la Patrona de Almonte en la calle, puesto que inmediatamente, tuvo lugar la maniobra del paso que provocó la rotura del varal, lo que hizo el regreso directo al Santuario.

Fuengirola, que se hallaba en la plaza del Real del Rocío, lugar del hecho, fue una de las numerosas filiales que tuvo que presentarse en el Santuario con su Simpecado para cantar la Salve a la Virgen del Rocío.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.