Reorganizarán el circuito turístico para facilitar el acceso a las bóvedas

El Obispado quiere dar a conocer una de las zonas más singulares y desconocidas de la Catedral de Málaga, como son sus bóvedas. Para ello será necesario acondicionar su acceso. Este es uno de los retos del futuro Plan Director del templo, que el obispo ha encargado al arquitecto Gabriel Ruiz Cabrero.

Este experto deberá evaluar la situación de la Catedral, cara a reiniciar los trabajos detenidos en 1768. No obstante, Ruiz Cabrero señaló este miércoles que hay algunas obras que “deberían acometerse ya, porque no se puede esperar más tiempo y habría que hacerlas en paralelo con el Plan Director”. “La Catedral por razones de tipo funcional y constructivo necesita intervenciones inmediatas”, apostilló.

Una de las actuaciones preferentes serán en el presbiterio, “que está excesivamente alto y sin terminar por una serie de circunstancias”, además de que no cumple con las directrices del concilio Vaticano II, que “establecía una mayor proximidad entre el sacerdote y los files”. Igualmente, señaló que, debido al aumento de visitantes, las instalaciones “se han quedado pequeñas”, como es el caso del vestíbulo, la tienda o los servicios, que “están mal colocados”.

El Plan Director podría estar terminado en un año, pero ni el arquitecto ni el propio obispo se pronunciaron sobre posibles plazos en el inicio de los trabajos.

Fuente: elcabildo.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.