Reportaje fotográfico de los cultos que en honor de Nuestra Señora del Rosario en Mairena del Aljarafe

El pasado domingo 16 de mayo  concluyeron en Mairena del Aljarafe los cultos y actos que con motivo de mes de María la Real, Ilustre, Fervorosa y Muy Antigua Hermandad y Cofradía de Nuestra Señora del Rosario celebra en honor de su titular.

Los cultos  dieron comienzo con la celebración del Triduo los días 12,13 y 14 de Mayo con Santo Rosario, ejercicio de Triduo y celebración de la Eucaristía. El último día tuvo lugar la procesión claustral con el Santísimo Sacramento. Se evidenció  la solemnidad de los cultos  y  la participación  y concurrencia de hermanos  en los mismos.

El sábado 15 de mayo  a las 19:30 tuvo lugar la ofrenda de flores a la Santísima Virgen del Rosario  en la que  hombres, mujeres y niños  ataviados con el traje  regional, a  caballo, en coches de caballo  o a pie ofrecieron a la Virgen de los rosarieros sus mejores flores.

El domingo 16 a las 13:00 horas  se celebró la Función Principal de Instituto,  y en la que 50 nuevos hermanos fueron admitidos en esta corporación. Por la tarde, y  con unas calles abarrotadas de público, tuvo lugar la salida procesional de Nuestra Señora del Rosario por esta localidad, a hombros de  sus hijos maireneros. En esta ocasión  la Virgen  estrenaba el manto verde  restaurado  y enriquecido, así como un anillo, ofrecimiento de un hermano, y una saya de tisú bordada en oro que igualmente ha sido donada por otro hermano. La Virgen lucía  bellísima en su paso dorado  en medio de  rosas amarillas y rojas y orquídeas.

En esta ocasión  contamos también con la asistencia de un nutrido  grupo de rosaristas de Carrión de los Céspedes, hermandad con la que nos hemos hermanado recientemente, que se desplazaron desde esta localidad para la ocasión.

La llegada de la Santísima Virgen del Rosario a  su casa de Hermandad, donde  fue recibida por el Grupo Joven,  fue espectacular. A sones de una marcha procesional la Virgen recibió una abundante  lluvia de pétalos de rosas ante  la mirada emocionada de los presentes. A eso de las 12 de la noche cruzó el dintel de la puerta de la Iglesia de San Ildefonso  esperando  poderlo de nuevo atravesar cuando  llegue el otoño, a mediados del mes de octubre.

Fuente: lapasion.org

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.