¿Quién fue el Santo Job?

Más Paciencia que el Santo Job

En relatos de la biblia y escrituras sagradas, resaltan aquellas que dejan un impacto social-critico en nosotros, esas que dejan un grano de enseñanza para hacer proliferar los buenos hábitos en nosotros, visto de una manera cristiana, para acercarnos más a Dios.

Un relato es basado en “Job”, figura humana actualmente considerado como profeta, que bajo escritura se nos da a conocer como la figura perfecta de la paciencia, ya que Job según las escrituras, fue sometido a una prueba opresiva y muy difícil.

Prueba que se le es implantada por un ángel caído para demostrar y hacer verídica su fidelidad a Dios.

Al pasar del tiempo, se ha vuelto presente hasta en premisas como “Más paciencia que el Santo Job”, se ha convertido en un santo, una figura divina, entre los judíos y la tradición católica, Job es acogido como en el santoral (conjunto de las personas que son veneradas por la iglesia católica como santos).

Santo Job historia

Historia en la biblia

Los escritos sagrados narran la historia de la siguiente manera:

En la región de Us (suroeste de Palestina) existía un hombre que se apartaba del mal y temía ofender a Dios. Era inmensamente rico, el más rico de toda la región, una familia abundante de integrantes, siete hijos y tres hijas.

Su ganado era tan extenso como para llegar a más de miles en algunos de ellos, 7.000 ovejas, 500 pares de bueyes, 3.000 camellos, 500 asnas y muchos obreros.

Solía ofrecer sacrificios de animales a Dios para pedir perdón y misericordia por sus hijos ya que él se decía “Quien sabe si alguno de mis hijos haya disgustado al señor con algún pecado”.

Un día en una reunión ancestral, Dios conversando con sus ángeles les menciona a Job, afirmando que es un hombre de bien, siempre se aparta del mal e incluso, teme ofenderle.

Dios y Satanás ponen sus ojos en Job

Dicho esto, Dios es respondido por Satanás, este le replica que ha sido demasiado bueno con Job, le ha otorgado fortuna y riqueza, así, cualquiera se porta bien, solicita que se le sea permitido arrebatarle dicha fortuna, para ver cómo cambia totalmente.

El permiso se le fue concedido a Satanás, solo podrá actuar sobre sus bienes, Job no sería tocado. En medio de una cena familiar en casa del hijo mayor, llegó corriendo un mensajero con un mensaje para Job avisando que los guerrilleros mataron a sus trabajadores y han robado sus animales, solo él había sobrevivido.

No terminado el primer mensaje, llegó uno segundo igual de exaltado, avisando que rayos caídos del cielo habían matados a sus ovejas y pastores, solo él había logrado huir para llevarle esa noticia. Llego otro igual de repentino que los otros dos, con noticias de sus camellos y arrieros, unos robados, otros muertos.

El cuarto mensajero ha dado el mensaje más fuerte de todos, informando que sus hijos en medio del almuerzo, fallecieron ya que se cayó el techo…

La fe del Santo Job

El Duelo de Job

Job se levantó, en duelo y tristeza y dijo “Desnudo salí del vientre de mi madre. Sin nada volveré al sepulcro. Dios me lo dio, Dios me lo quitó. Bendito sea Dios”. No pecando ni una sola vez, sin arremeter contra Dios.

Una segunda reunión fue hecha en los cielos, siendo protagonista Job, Dios seguía maravillado, no hay santo como él en la tierra, se aparta de todo mal y tiene gran temor a ofender a su creador. No se aparta de mí, aún en esta situación.

Satanás en contra de todo, replica nuevamente que ese estado de afinidad es solo porque aún goza de salud, solicitar realizar este acto y se le es concedido el permiso. Job cayó en una enfermedad de piel, se volvió una sola llaga de pies a cabeza.

Tuvo que alojarse en un basurero, era despreciado hasta por su esposa, pero ante las palabras de disgusto y asco de ella, el respondía; “si aceptamos los bienes de Dios, ¿Por qué no aceptar también los males?” Job seguía sin pecar de palabra.

La angustia fue creciendo, tanto como para que Job en un punto cada vez que amanecía, esperaba rápidamente las noches para evitar el desprecio y las burlas. Y por las noches lo contrario, esperaba el día para evitar el tormento de las pesadillas y los pensamientos.

Tres amigos escucharon su historia, llegaron a él y lo acompañaron en dolor y sufrimiento. Meditaron sobre las causas de su estado, tal vez hizo algo que a Dios no le gustó pero Job explica que no había ser en la tierra más puro que él.

Tras una charla con Dios, Job fue duplicado en bienes y salud, muriendo a los 140 años, feliz y con paz.

El día de Santo Job

En conmemoración al hoy llamado Santo Job, hombre de admirable paciencia en Hus. Por resistir tanto sin perder la fe, por ser una imagen de perfecta fortaleza y por ser el ejemplo perfecto de la divina cercanía a Dios, se declaró día del Santo Job el 10 de Mayo, para celebrar su fe, su persistencia y alabanza a Dios.

 

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. agosto 4, 2019

    […] por ejemplo: misas, bautizos, grupos de oración, celebraciones religiosas por el día de algún santo, entre […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.